Menú Portada

Piqué, la Selección, España, Cataluña, Madrid y Barça: las claves de una situación (casi), irreversible

Octubre 4, 2017
GRA326. LAS ROZAS (MADRID), 02/10/2017.- Los jugadores de la selección española Thiago Alcántara (i), Gerard Piqué (c) e Iago Aspas, durante el entrenamiento de la selección española esta tarde en la Ciudad Deportiva de las Rozas, para preparar el partido de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 que disputarán ante Albania el próximo viernes. EFE/Chema Moya

Aunque lo ideal es que el tópico se cumpla y no se mezcle deporte con política, existen algunas situaciones en las que es prácticamente imposible que eso no ocurra. Desgraciadamente, estamos ante una de estas situaciones, tal vez la más grave y trágica de la historia moderna del deporte español. Aquí van algunas claves que pueden ayudarles a comprender la complejidad del asunto y quizás a vaticinarlo que puede depararnos el futuro.

Piqué y la selección: ¿Punto final?

Hasta hoy el clima de tensión que rodeaba a Piqué y a su rol en la selección era patente pero asumible. A partir de lo que ha pasado en los últimos días parece que no va a ser así, por lo que la salida del futbolista catalán del combinado nacional se podría dar antes de próximo Mundial de Rusia. Recordemos  que fue el propio zaguero el que anunció hace un año que esta cita sería el último torneo que jugaría con España. Ahora son muchos los que le piden que lo deje, unos por su supuesta deslealtad al país y otros como señal de protesta por mal que le han tratado en este mismo país.

¿Qué ha cambiado esta vez?

No podemos obviar el contexto de la situación. Los hechos acaecidos en Cataluña propiciaron que Piqué compareciera ante los medios de comunicación con los nervios a flor de piel. El central -visiblemente emocionado- comenzó condenando la brutalidad de las fuerzas de seguridad y terminó refiriéndose a la selección. Fue de menos a más y por primera vez planteó la hipótesis de que él estuviera a favor de la independencia.  Hasta ese momento se había limitado a posicionarse a favor del derecho a decidir, algo que ya han hecho en varias ocasiones deportistas como los hermanos Gasol (aunque con más vehemencia que ellos). Digamos que esta vez Piqué dio un paso más y que sus tuits y manifestaciones en contra del Gobierno y a favor del referéndum ilegal no han ayudado a calmar la situación.

Ramos, su archienemigo y la bandera del españolismo

Si para algunos Piqué es -erróneamente- la imagen del independentismo catalán, Ramos enarbolaría la bandera del españolismo. El capitán del Real Madrid siempre se ha mostrado poco tolerante con el movimiento catalán y ahora ha aprovechado la coyuntura para subir varias imágenes ensalzando su patriotismo. Si uno no ayuda a rebajar tensiones, el otro tampoco.

Nunca fue un tema deportivo

La desmedida reacción de la gente para con Piqué (insultos, abucheos, etc) demuestra, por fin, que el motor del odio hacia el futbolista del Barcelona nunca fue deportivo y sí político. Aunque todas las partes implicadas se esforzaron en confirmar lo contrario, lo del antimadridismo fue un argumento utilizado para limpiar conciencias.

El Barça y el Madrid, más lejos que nunca

En tiempos de fricción, cualquier acontecimiento puede ser utilizado para dividir aún más. En años anteriores algunas personas han intentado convertir el clásico Madrid-Barcelona en un España-Cataluña. Ahora cada vez va adoptando más esa forma, máxime después de la reacción del Barcelona el domingo (para muchos se quedó corto y renunció a sus ideales al jugar ante Las Palmas) y del mensaje del Partido Popular, que quiso apropiarse del Santiago Bernabéu.

Los deportistas, divididos

Los propios deportistas están divididos, lo que hace augurar un trágico desenlace. Hay quienes se manifiestan a favor del referéndum (como Aleix Espargaró), otros en contra (como Rafa Nadal, aunque el tenista después echó un cable a Piqué) y hasta los hay indignados con el papel de las fuerzas de seguridad españolas el pasado domingo (como San José).

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99