Menú Portada

Piqué, el Gaspart del césped

Diciembre 14, 2015

Piqué ha cogido una senda y no tiene pinta de abandonarla. Se ha creído el papel, alguien le debe estar diciendo que ese es el camino y se ha crecido. Piqué, lejos de dar un paso atrás, avanza en una cruzada que no tiene pinta de conducirle a ningún sitio. Dicen que tiene en la cabeza ser presidente del Barcelona, si lo consigue tiene pinta de ser como Joan Gaspart, que es como ahora se comporta, como un forofo con una incontrolable afición a liarla en tuiter

Pique_Arbeloa

Gerard Piqué terminó de tocar las narices al madridismo cuando tras el partido contra el Deportivo remató con un desprecio a Arbeloa al ser preguntado por las palabras de su ‘amigo’ que le mandó, más o menos, al Club de la Comedia, a seguir riéndose del Madrid después de sus emoticonos (¡qué mundo!) con caras alegres, llorando de risa, por la alineación indebida de Cheryshev. Cono-cido, no amigo, dijo, haciendo referencia al mote despectivo que sufre un campeón del mundo. Para seguir la historia hay que hacer un master en redes sociales.

Piqué vs Arbeloa

A los dos les va la marcha. Piqué no se esconde y cree que con eso ya tiene salva conducto para hacer y decir cualquier cosa. No, es que yo soy así, suele decir, pero eso no le exculpa de las meteduras de pata. Es evidente que entre el forofo barcelonista es un ídolo y, a muchos, todo lo que dice, por inconveniente que sea, le parece bien y eso le debe valer al futbolista para pensar que hace lo correcto. Arbeloa es otro que nunca se esconde y no perdió la primera oportunidad que tuvo para darle réplica. Tal para cual.

Los dos olvidan, en nombre de no se sabe quién, que juntos fueron campeones del mundo y que sobre todo son compañeros de profesión. Una profesión, a la que con detalles como los últimos que han tenido, no honran. Piqué podrá seguir insistiendo en reírse de las cosas que le pasan al Madrid, pero al mismo tiempo estará deteriorando su imagen en el resto de España entre aquellos que no están de acuerdo con sus actuaciones. A estas alturas ya no hace falta preguntarse por qué la gente le pita, mal o bien hecho, porque él no ayuda nada a que la situación se revierta.

José Luis Corrochano

@jlcorrochano

Presentador de “El partido de las 12”