Menú Portada
El primogénito de los Duques de Lugo se lo pasó en grande en un karting madrileño

Pipe festejó su décimo aniversario en los cars

Julio 21, 2008

Cumplir diez años de vida le ha permitido disfrutar de una de sus grandes pasiones. Pipe, ex Froilán, disfrutó de lo lindo en un karting de Madrid.

pq_570_pipes.JPG

Aunque en los últimos tiempos parece haber madurado a marchas forzadas, Pipe, el primogénito de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar, continúa siendo el más gamberro de los renacuajos que corretean, con indiscutible inocencia, por los gélidos pasillos de Zarzuela. Me cuentan que el mozalbete todavía no ha perdonado a los periodistas que comentaron, con cierto retintín, la ya celebérrima patada que le propinó a Carla, la hija de Érika Ortiz, durante la boda de los Príncipes de Asturias. Pipe -antaño Froilán– está convencido de que aquella travesura le costó el título del más revoltoso de los nietos de los Reyes. No sólo eso, pues sus enemigos escolares, le recuerdan el farragoso momento cuando pretenden inquietarle. Pese a todo, Pipe recibió sinceras felicitaciones de todos sus compañeros de pupitre el día de su décimo aniversario. Insisten en que estaba radiante y tremendamente vivaracho. Aunque le hubiera gustado festejar su cumpleaños en compañía de sus padres, lo cierto es que disfrutó de lo lindo con dos fiestas por separado. No es de extrañar, pues su madre le preparó una sorpresa que le permitió disfrutar de una de sus pasiones: los coches. La Infanta Elena le premió llevándole al karting que Carlos Sainz tiene en Madrid. Una jornada de lo más entretenida, que fue recogida por avezados reporteros gráficos que se desplazaron hasta el lugar. A buen seguro que, en las próximas horas, se hace público el material obtenido. Sin embargo, sorprendió que hasta allí no se desplazara ningún otro miembro de la Familia Real, y ni tan siquiera pudiera compartir ese momento tan especial Jaime de Marichalar, a quien le han apartado, de un plumazo, de la primera línea de fuego. Casa Real parece haber ventilado tantos años de relación y varios hijos en común.
 
Por Saúl Ortiz