Menú Portada
Digital+ fija en PPV el partido que pretende dar La Sexta el sábado

Pese a la sentencia judicial, continúa la guerra del fútbol televisado

Octubre 14, 2007

Pese a la resolución judicial emitida por el juzgado número 36 de Primera instancia de Madrid, la guerra del fútbol televisado continuará una semana más. El partido que la Liga ha fijado para que ofrezca el sábado La Sexta, lo ha programado Digital+ en el sistema de pago por visión. ¿Quién lleva razón ahora?

pq_370_tebas.jpg

Habrán podido leer a lo largo del extenso fin de semana que los problemas con las retransmisiones del fútbol habían acabado con la sentencia dictada por la jueza del Juzgado 36 de Madrid. Sentencia culpatoria contra Mediapro por incumplimiento de contrato, con obligación expresa de cumplimiento de los acuerdos fijados con Audiovisual Sport, la empresa tenedora de los derechos de retransmisión para la presente temporada. Fue conocerse la sentencia y todas la partes salieron a pregonar que habían ganado. Está claro por qué lo hacían: al menos una de las partes no se ha enterado del auto judicial. Los chicos de Mediapro y su Sexta han desoído el fondo de la sentencia y han agarrado el rábano por las hojas para darnos lo verde y tratar de quedarse la carne.
Igual todo ello es un síntoma prematuro de lo que algunos nos tememos que va a pasar en un plazo inferior a dos años, y es que Mediapro no va a poder hacer frente al pastel que pretende comerse y por el que ha firmado pagar lo que no vale y, lo que es peor, lo que tiene. Porque el fútbol sólo es rentable dentro de una plataforma digital como gancho para tener abonados, pero no para explotarlo como le negocio en sí. Y, que sepamos, de momento Mediapro no tiene ninguna plataforma.
Lo del ‘fútbol gratis y en abierto, como tiene que ser’ que pregona machaconamente alguno de los locutores de La Sexta, ni es posible ni la propia empresa que paga al muchacho tiene la intención de que lo sea. Es un arma de poder, pero que como toda arma hay que pagarla, y cuando se arrojan se acaban y ya no se recuperan. El gran ‘comisionista’ Jaume Roures, amo aparente de este cotarro, sabe lo que se juegan y no pueden ceder ni ante lo que marca el juez.
Y es ahí donde entra su principal aliado, la Liga de Fútbol Profesional (LFP) con Astiazarán y Tebas al frente, que se han puesto del lado de Mediapro de forma descarada, posiblemente cegados por los euros y viendo a la empresa catalana como la ganadora de la guerra a largo plazo… si es que resiste en pie al término de la batalla.
No habían pasado 48 horas desde que la jueza hiciera pública su sentencia, la LFP convoca a las partes a una reunión para fijar horarios. Y acuden Mediapro y TV3, pero no Audiovisual Sport. ¿Por qué no acuden los hombres de los Polanco? Porque entienden que la sentencia es muy clara, que obliga a las partes a cumplir el contrato de cesión de derechos firmado el 24 de julio, y que por tanto la única entidad que debe acudir a fijar horarios con la Liga es Audiovisual, que los demás actores son terceros que explotan la partes del negocio, una vez distribuido por el tenedor que es la propia Audiovisual.
Y ahí es donde Mediapro tira de su aliado la LFP para que sea ésta la que marca el partido que se ha de dar en abierto, y que hasta momentos antes de comenzar el conflicto señalaba Audiovisual, cosa que exigen seguir haciendo, y mucho más tras la sentencia. El problema para La Sexta es que dentro de Audiovisual Sport está integrada con un 20% TV3 y era su representante el que elegía el partido. Pero ese representante fue destituido por el consejo de administración de Audiovisual y ya no hay quien elija por ellos.

La LFP se arroga poderes que no tiene

Total, que la LFP arrogándose la defensa de la legalidad vigente, la famosa ley de Alvarez Cascos y el interés general, que en realidad era del interés de los amigos de su partido político, dice que tienen que ser los tenedores de los derechos del partido en abierto los que lo eligen. Y ahí está otra vez el lío. Porque, ¿qué fue antes, el huevo o la gallina? Audiovisual Sport exige los derechos que le ha reconocido la Justicia y ellos cumplen con la ley Cascos dando un partido en abierto cada jornada. Pero lo eligen ellos que son los dueños legítimos por esta temporada. Y com la ley no dice qué partido es el de interés general ni qué características ha de tener, deciden el que creen oportuno.
Y esta semana, en los horarios entregados a la Liga, se marcaba para dar por La Sexta el Villarreal-Barcelona (sábado, 22 horas) y el Deportivo-Valencia en Canal+ (domingo, 21 horas). El resto de partidos, entre las 20 horas del sábado y las 17 horas del domingo.
Pero la LFP se opuso a que fuera el Depor-Valencia el del domingo porque los valencianos jugarán Champions el Marte siguiente y por tanto tienen derecho a adelantar el partido al sábado. Audiovisual Sport acepta este cambio y elige para el domingo por la noche el Atlético Madrid-Zaragoza.
Y lo que no acepta de ninguna manera Audiovisual es que la LFP, de acuerdo con Mediapro y TV3 marquen el Espanyol-Real Madrid para las 22 horas del sábado y en abierto. Tan no lo aceptan que lo han fijado como partido en PPV, como pueden comprobar en los anuncios de prensa de ayer domingo y hoy lunes.
En consecuencia, nuevo lío y con toda certeza que la empresa de los Polanco volverá a pedir la intervención judicial, esta vez ampliando contra la LFP, que está siendo descaradamente cómplice de Mediaproducciones SL.
Lo peor es que ya estamos igual, sin saber si va a haber partido en abierto la próxima jornada. Porque de lo que sí estamos seguros es de que no se van a poner de acuerdo. De ninguna de las maneras. Si admiten apuestas, la mía es que no habrá partido en abierto otra semana.