Menú Portada
Celebrará una nueva junta general de accionistas extraordinaria el 23 de julio

Pescanova iniciará una nueva etapa esta semana tras aprobar sus cuentas y el convenio de la banca

Junio 29, 2014
pq_929_pescanova.jpg

Pescanova dará un giro en sus más de 50 años de historia e iniciará una nueva etapa el próximo 1 de julio después de que su junta general de accionistas de ´luz verde´, con toda probabilidad, a las cuentas de los ejercicios 2011, 2012 y 2013 y al convenio pilotado por la banca acreedora.

No será la única junta de la compañía que tendrá lugar en julio, ya que el próximo día 23 celebrará otra extraodinaria a petición del fondo americano Catersian, propietario del 5% de las acciones de la pesquera gallega.

En la primera de ellas, la que se celebra este martes, los accionistas aprobarán previsiblemente las cuentas reformuladas del ejercicio 2011 y las de 2012 y 2013, cerrado éste último con unas pérdidas de 719 millones de euros y un agujero patrimonial de 2.237 millones de euros, frente a los ´números rojos´ de 790 millones de euros de un año antes, con un patrimonio neto negativo de 1.487 millones de euros, inferior al de 2013.

Las ventas de la compañía se situaron en 2013, año de la crisis de la pesquera, en 1.063 millones de euros, lo que supone un descenso del 21% respecto a las alcanzadas un año antes.

Deloitte ha reformulado en calidad de administrador concursal las cuentas de 2011 de Pescanova, consistentes ahora en unas pérdidas de 260 millones en términos consolidados, frente al beneficio de 48,8 millones de euros, con un alza del 34,4%, comunicado por la empresa en su día.

En el orden del día figura otro punto en el que se propone traspasar un total de 1.437 millones correspondientes a los resultados negativos de estos tres años a resultados también negativos de años anteriores.

Nuevo consejo

Los accionistas darán el visto bueno también al nuevo consejo de administración de la compañía, tras la salida de Juan Manuel Urgoiti como consejero y presidente de la pesquera, cargo en el que ha permanecido durante ocho meses en sustitución de Manuel Fernández de Sousa.

En concreto, el máximo órgano de dirección de la firma quedará integrado por cuatro miembros: el representante de Iberfomento, Fernando Herce, Alejandro Legarda, César Mata y Diego Fontán Zubizarreta, accionista y marido de la heredera asturiana Carolina Masaveu, que se ha consolidado como accionista de referencia en la compañía gallega al elevar su participación al 7,133%.

Durante la junta, los accionistas abordarán además el proceso concursal y el convenio pilotado por la banca que ha evitado su liquidación, tras lograr el respaldo del 63,65% de los acreedores.

Con el apoyo mayoritario al convenio, la banca toma las riendas del grupo y Sabadell, Popular y Caixabank se convierten en principales accionistas, al ser los que mayor pasivo tienen pendiente con la pesquera, con cerca de 590 millones de euros, tras capitalizar deuda.

La propuesta de la banca acreedora (Sabadell, Popular, CaixaBank, Bankia, Novagalicia, BBVA y UBI Banca) para reflotar la compañía incluye una inyección de capital de 125 millones de euros y la capitalización de unos 2.000 millones de euros de deuda, lo que supone una quita cercana al 60%.

Así, la banca tomará las riendas de la pesquera para darle continuidad de la mano de un eventual socio industrial, para lo que se encuentra inmersa en negociaciones, o con el nombramiento de un consejero delegado o de un nuevo presidente del consejo de administración y máximo responsable de la firma, con tareas ejecutivas o no.

Para este cargo se barajan varios nombres, entre ellos el presidente del consejo asesor internacional del Banco Popular, Jacobo González Robatto, que se perfila como principal candidato a situarse al frente de la Nueva Pescanova, tras estar ya al frente de la Comisión de Vigilancia, que velará por la marcha de la firma.

El orden del día se completa con la información sobre la situación de la compañía y la delegación de facultades para la ejecución de los acuerdos adoptados.