Menú Portada

¿Pero en qué mes estamos?

Octubre 23, 2014

Les puedo asegurar que hoy es viernes, 24 de octubre, último fin de semana de mes y sí, estamos en otoño, aunque las temperaturas máximas sigan registrando valores que no es que sean de agosto, sino de otro planeta, 33,5 grados en el Aeropuerto de Palma de Mallorca, hasta los 37 de máxima en   Marbella, Málaga, valores que superan la treintena a orillas del cantábrico, como el pasado domingo en Bilbao. Sin olvidarnos de la alerta por calor que ha sufrido Canarias, debido al polvo sahariano y donde respirar era complicado en Maspalomas, 38 grados, no era tarea sencilla.

 Y la tendencia para los próximos días va a seguir siendo la misma, anticiclón intratable, que abarca toda la península, cielos despejados y algunas nubes medias y altas para decorar los mapas. La sofoquina va a ser tan grande que por la tarde en la vertiente cantábrica pueden producirse algunas tormentas de evolución. Que se volverán a repetir en la jornada del sábado, 25 de octubre, en el sistema ibérico y los pirineos, para acabar la semana tronando a gusto en el noreste y en especial en Cataluña. Hasta las alertas por fuertes vientos en el noreste se rinden y solo la tramontana, fuerza 7, deja riesgos costeros en Menorca y Gerona, mar muy gruesa. El domingo también podrían volver las precipitaciones moderadas, nada que ver con lo que sucedió hace 7 días a las Canarias, a su parte más occidental.

Y si al principio hemos destacado las temperaturas máximas, a primeras horas habrá que abrigarse, porque llegan las primeras heladas y los primeros resultados negativos, Cuellar, Segovia – 1,3 de mínima, Ucero, Soria, -1,2 bajo cero o los -0,8 de Polientes en Cantabria.

Y solo me queda recordarles que en la madrugada del sábado al domingo deberemos atrasar nuestros relojes 1 hora y a las tres de la mañana volverán a ser las dos. 60 minutos de más para dormir o lo que se tercie.

“Por San Luciano, comienza a vislumbrarse el final del año.”