Menú Portada
Firmado el III Convenio colectivo de Prensa Diaria

Periodistas: cinco años de carrera para un sueldo bruto anual de 10.563 euros

Mayo 25, 2009

Según una resolución de 6 de mayo de 2009, de la Dirección General de Trabajo, se ha hecho pública la revisión salarial correspondiente al año 2009, del III Convenio colectivo de prensa diaria. El convenio reconoce siete categorías de redactores y fija unos salarios mínimos para cada apartado. Los que están en el último nivel los sueldos mínimos serán de 10.563,30 euros brutos anuales. Después de cinco años de carrera –o cuatro con el Plan Bolonia-, muchos periodistas no se pueden considerar ni “mileuristas”.

pq__redaccion.jpg

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Magis Iglesias, alertaba el pasado mes de octubre sobre la “gravísima” situación laboral que afrontan los periodistas españoles, que “ya estaba depauperada” antes de la actual crisis económica. En una entrevista Iglesias recordaba a los responsables de los medios que, en la actual situación, “no deben buscar la solución en adelgazar la plantilla de trabajadores, porque los redactores son los únicos que pueden superar estos momentos a través de trabajos de calidad“. Claro que a continuación añadió que la FAPE no puede ejercer “labores de sindicato“, por lo que recomendó a los periodistas “perjudicados en sus derechos laborales” por posibles Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en el sector “hacer uso del servicio jurídico de la asociación“.
O sea, como quien oye llover. La profesión de los periodistas es otra de las que está sufriendo las consecuencias de la crisis de empleo en el mundo, y los cambios en el ejercicio del oficio. Una muestra es lo que está pasando en España, donde en los últimos meses han perdido sus empleos 1.800 periodistas, y la que se avecina con más ERES, más cierres y más despidos encubiertos en forma de recorte de colaboraciones, de jubilaciones anticipadas y de rebajas salariales por encima del 20 por ciento, sin contar la desaparición de dietas, la congelación de los gastos o las restricciones del uso de los teléfonos móviles. Todo ello en “beneficio” de la libertad de expresión.
La precariedad actual es la mayor amenaza que tiene la libertad de expresión y de información, pero a los poderes políticos parece no importarles mucho. La “compra” del periodista siempre es más fácil con los sueldos más bajos. La situación a la que las empresas someten a los trabajadores impide la calidad del trabajo y la veracidad de lo informado. El abuso de los contratos en prácticas o de becarios para no darle continuidad después, la rescisión de contratos a quienes habían consolidado su empleo sin causas suficientemente justificadas, las sanciones laborales por una interpretación estricta de los convenios… son hechos que se vienen sucediendo en los últimos tiempos, pero ¿a quién le importa?

La hora extra, a 8,15 euros

Y así hemos llegado al punto de encontrarnos en el BOE del pasado 20 de mayo la publicación del III Convenio colectivo de prensa diaria, firmado por la Comisión Mixta del Convenio de la que forman parte la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) en representación de las empresas del Sector, y la Federación de Servicios de UGT y la Federación de Comunicación y Transporte de CC.OO. “El incremento Salarial 2009: Habiéndose constatado que el Índice de Precios al Consumo (IPC), establecido por el Instituto Nacional de Estadística (INE), ha registrado el 31 de diciembre de 2008 un incremento del 1,4%, en relación con el 31 de diciembre de 2007, procede efectuar el incremento salarial previsto en el artículo 37, apartado III, del III Convenio Colectivo de Prensa Diaria. En consecuencia, el incremento a efectuar será del 1,9 por 100 (1,4% + 0,5%) sobre los conceptos salariales”.
Esta parrafada se traduce en salarios mínimos de 10.563,30 euros brutos anuales para los periodistas de nivel 7 y mínimo de 26.017,04 euros para los de primer nivel. Cuatro o cinco años de carrera universitaria para no ser ni “mileuristas2. Y el valor de las horas extras a 8,15 euros, y las jornadas extras dominicales, por 35,33 euros. Ni los servicios de limpieza tienen un convenio más lamentable.