Menú Portada
Lea la sentencia al completo

Pepe Navarro vuelve a ser papá

Junio 29, 2010

Pepe Navarro es el padre biológico del hijo de Ivonne Reyes según la justicia. Tendrá que abonarle 600 euros mensuales.

pq__pepe.jpg

Está pletórica. La justicia ha adjudicado la paternidad del hijo de Ivonne Reyes a Pepe Navarro después de años de una polvareda que enturbió el ambiente. ¡Maldito sufrimiento que le hizo casi enfermar! Ahora, las lágrimas de la venezolana se han convertido en sonoras risotadas, aplausos y constantes vítores. Ivonne no puede ocultar su felicidad. Por fin se ha hecho justicia. Ella, que temía que su proyección pública pudiera dar al traste con sus sueños e ilusiones: “todo lo que estoy haciendo es para que Alejandro tenga claro quién es su padre”, dice una radiante Ivonne cuando se le pregunta. Sus teléfonos hierven. Desde Venezuela, su país de origen, la felicitan sin cesar. Todos quieren escuchar su voz, y decirle cuánto la quieren. Por fin se ha puesto el punto final a años de rumores, insinuaciones, falsas acusaciones y más de un rifirrafe con la prensa. Todos sabían. O creían saber, pero no ha sido hasta hoy cuando la titular del Juzgado nº31 de Madrid ha dictado una sentencia que no dejará indiferente a nadie. Y no por lo esperada, sino por los detalles, jugosos en su mayoría, que no dejan lugar a las dudas.
 
Entre otras cosas, la magistrada da por válidas todas las pruebas y testigos presentados por la venezolana, a quien le da toda la credibilidad, a pesar de que haya algún tipo de descoordinación entre los años que duró su romance: “Analizándose la prueba practicada en el proceso se advierte que ambas partes ha incurrido en contradicciones entre lo que alegaron en sus escritos de demanda y contestación y lo que han admitido en la prueba de interrogatorio. Por un lado, Ivonne Reyes alegó en su demanda que había existido una relación sentimental y sexual continuada desde 1995 hasta 1999, para reconocer en la prueba de interrogatorio del acto del juicio que la relación había transcurrido desde 1995 hasta 1997, con algún encuentro esporádico después y un reencuentro en el vverano de 1999, entre el 23 de junio y mediados del mes de julio, con cuatro encuentros de naturaleza sexual. Pero también Ppe Navarro incurre en una contradicción de similar entidad pues, pese a haber negado en la contestación todo tipo de relación con la actora salvo haber sido compañeros de trabajo unos meses en 1995, admite en la prueba de interrogatorio que entre 1995 y 1997 tuvieron una relación sentimental con reiteradas relaciones sexuales en la casa de ella”.
 
Al margen de ello, la juez reconoce que Ivonne sostuvo serenidad y convicción en el momento de relatar el periodo de tiempo en el que mantuvo relaciones sexuales y sentimentales con Pepe Navarro, así como para explicar que “supo de inmediato que se hallaba embarazada al haber sufrido reiteradas náuseas con ocasión de su vuelo procedente de Venezuela, probando la documental médica aportada en el acto del juicio y por el que se atestigua que su hijo habría sido concebido entre el 5 y el 15 de julio de 1999, es decir, antes de partir Ivonne Reyes de viaje a Venezuela, y que el mismo 11 de agosto ya estaba acudiendo al médico con sospecha de embarazo, como se evidencia en el documento aportado en la demanda”. No sólo la juez se centra en estos términos. También analiza la actitud de Pepe Navarro: “es absolutamente injusticada la negativa de Pepe Navarro a someterse a la prueba biológica de paternidad, pues sus alegaciones de ir contra su dignidad y ser todo este proceso judicial parte del juicio mediático creado por Ivón con afán lucrativo son absolutamente rechazables, al ser contrarias a los principios democrático (…) Es precisamente la actitud de Navarro la que está contribuyendo a alimentar la incertidumbre, y con ella el seguimiento por los medios de comunicación, al negarse a someterse a la única prueba certera (…) por lo que sólo cabe concluir que él mismo contribuye a lo que él califica de “circo” –calificación ésta absolutamente rechazable pues es un derecho fundamental de un hijo el que se declare su paternidad y es, en consecuencia, una actitud responsable de la madre el ejercitar las oportunas acciones judiciales”.
 
Pequeñas minucias que no enturbian el grosso de la demanda. Se da por cerrado, de esta forma, una de las mayores incógnitas del mundo del corazón y que ha tenido en vela a gran parte de los periodistas dedicados a fisgonear en vidas ajenas. La noticia, que di en exclusiva en ‘Sálvame’, no ha dejado indiferente a nadie. Amén de la repercusión en todos los medios de comunicación, el otro protagonista, Pepe Navarro, prefiere guardar silencio y no hacer declaraciones sobre lo que es, sin duda alguna, uno de los mayores varapalos de su vida. Él ahora mantiene que se le ha condenado porque tanto magistrados como fiscalía eran mujeres. Es lo que faltaba. A pesar de que tiene cinco días hábiles para recurrir el fallo, fuentes judiciales consultadas advierten de que se trata de una sentencia de difícil revocación en apelación. Habrá que esperar.
 
De momento, extraconfidencial.com, reproduce, en exclusiva, el contenido íntegro de la sentencia.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)