Menú Portada

Pepe Navarro pone a Ivonne Reyes a los pies de los caballos, Francisco Marhuenda se enfrenta con Jiménez Losantos y RTVE desembolsará diez millones de euros por la nueva edición de Operación Triunfo 

Abril 28, 2017
Navarro osborne

“Tiempo al tiempo, yo no tengo ninguna prisa”. Así contestaba por las calles de Madrid con relación a Pepe Navarro la ex modelo Ivonne Reyes a las preguntas de Kike Calleja en Sálvame. La noche anterior, el ex presentador de Esta noche cruzamos el Mississippi se había despachado, dicen que, cobrando, en Mi casa o en la tuya, contra ella: “Yo con Ivonne siempre me he llevado muy bien. En el momento en que se queda embarazada yo no tenía nada con ella. Era una relación paterno filial. Un día me dice: Pepe, estoy embarazada. A mí me dio igual porque yo no tenía nada con ella, le pregunté si tenía dinero y le propuse un programa en Antena 3, ‘Diario de una embarazada’ para ver el día a día de una embarazada. Y le dije que no dijera nada. A los tres días voy a A3, se lo propongo, me dicen que sí y me voy a comer. Y cuando salgo de la comida, paso por un quiosco y la veo en la portada del ¡Hola! diciendo que estaba embarazada y la llamo y le digo que no me deje en ridículo con gente con la que no se puede hacer el ridículo porque estaba pidiendo favores. Y ese es todo el recuerdo que tengo”.

El presentado intentó desplegar sus argumentos: “En el juicio no mostró ni una sola prueba. En el juicio salió que es hijo mío porque no me hice la prueba. Pensaba que ella era la que tenía que demostrar mi paternidad, no yo. Fue una gilipollez no hacerla (…) A mí me condenan y asumo mi castigo. Un día recibo un Whatsapp del niño, que acababa de cumplir 14 años, que quería verme. Es lógico, quería conocer a su padre, pero no le vas a decir que no eres su padre. Y me entero de que es amigo de mi hijo, el que tiene su misma edad. Hablo con mi mujer y mi ex mujer y les digo: ¿Qué tal si me hago la prueba? Y todos están de acuerdo”.

El problema era que “todos” no estaban de acuerdo: “Yo le mando un Whastapp al niño y a los dos días me escribe Ivonne y me dice que le parece bien que hable con el niño. Le mandé un email y le digo que nos vamos a hacer la prueba, pero ella no me contesta. Le mando un Whastapp al niño y tampoco me contesta. Entonces la madre me manda un email en el que me dice todo menos bonito. Y no contenta con eso, me mandó un burofax al día siguiente. El 27 de noviembre de 2015 yo estoy de camino a Segovia y cuando llego abro el teléfono y veo una llamada de Ivonne Reyes. (…) Días más tarde conseguí hablar con ella y estuvimos dos horas hablando de nuestra vida. Ella me preguntó si quería hacerme la prueba y le dije que sí. Y quedamos de acuerdo en hacerlo. Yo le dije que, para evitar errores, mejor hacernos las pruebas en dos sitios. Uno lo elige ella y el yo otro. (…) A los dos días ella me escribe y me dice que es mejor esperar porque el niño está en exámenes. Yo estoy de acuerdo y seguimos en contacto. En enero de 2016 me dice que el niño ya no estaba en exámenes y que lo hiciéramos”.

Navarro desvela una anécdota supuestamente reveladora: “Un día quedamos a comer y cometí el error de levantarme y al volver me di cuenta de que mi servilleta ya no estaba. Quedamos en hacernos las pruebas, sin hacerlas públicas, pero a partir de esa comida ya no me coge el teléfono. Al cabo de unos días me escribe un WhatsApp muy formal, escrito por su abogado. Luego pusimos el recurso y en eso estamos. Mi hija es la que tiene conversaciones con el chaval, no muy agradables, por cierto. Se hizo una prueba totalmente legal. Existe el dolor de un grupo de gente donde Ivonne también está incluida. He sufrido una persecución pública por parte de una persona que ha mentido ha dicho y hecho lo que le ha dado la gana. Yo no tuve relaciones con ella cuando se quedó embarazada. Sí tuve relaciones con ella de manera esporádica. Yo me equivoqué al no querer hacerme la prueba y ella al ponerme la demanda. Aquí no hay una madre coraje. No la hay, es mentira”.

Francisco Marhuenda se enfrenta con Jiménez Losantos

El director de La Razón, imputado y desimputado en la Operación Lezo, se explicó ayer jueves en Es Radio: “¿Cómo va a cargarse el régimen un Grupo de comunicación? ¿Sabes quién está detrás de Atresmedia? D’Agostini, Bertelsmann y Planeta“. Según el periodista “Edmundo Rodríguez Sobrino nunca ha sido consejero delegado ni ha tenido sueldo de consejero delegado. Él estaba en el Canal como abogado (…) Lo que Edmundo Rodríguez plantea, y por eso le ayudamos, es que él es inocente. Tiene dos obsesiones: uno, liquidar su relación con el Canal de Isabel II, y dos, dice que están filtrando informaciones que le perjudican a medios de información. Él me lloraba diciendo “mira lo que sale en tal medio”.

Marhuenda añadía: “Es en ese momento, sólo, concretamente, cuando yo me intereso por el tema. Cuando me entero de que la Fiscalía actúa, yo no hago absolutamente nada. Las grabaciones no son terribles. Ese es un juez que toma una decisión muy acertada, porque estaba en ciernes la acusación popular, llamada PSOE, Podemos, los abogados… Si se personan, alargas la causa. Entonces sí que hubiera sido un problema para mí y para Mauricio (…) Yo, como periodista, ¿sabes cuántos políticos me piden favores, y yo cojo y los ayudo? O, ¿cuántos periodistas piden favores? Periodistas borrachos que luego piden que les quiten las multas”.

Federico le recordó que Pedrojota ha denunciado que el departamento de Comunicación de Atresmedia ha enviado un mail a 90 periodistas en el que se ataca a El Español y El País, medios que desvelaron las grabaciones de Marhuenda y Casals: “Yo no me vengo de Pedro J. ni he publicado nada contra él. A Pedro J. le tengo afecto, nunca he publicado nada contra él y podría haberlo hecho o no. Y cuando ha hecho algo, he publicado noticias sobre sus libros como si fueran míos o de mis hijas. Ha publicado cosas diciendo que yo exigía que me regalaran incunables. Un incunable vale 300, 400 o 500.000 euros. A mí no me han regalado ni libros antiguos. Yo no ataco a Pedro J. ni a su señora. Si ha salido eso, aunque fuera del grupo… yo no atacaría a Pedro J.”.

RTVE se convierte en la casa de los líos

La Corporación Pública ha dado luz verde a una nueva edición de Operación Triunfo que tendrá un coste de alrededor de diez millones de euros, lejos de los 15 millones que llegó a costar cada edición hace unos años. Pero el despilfarro sigue: RTVE se gastó, tal y como revela una Auditoría interna, 1,2 millones de euros en un documental sobre el grupo El Canto del loco que se estrenó cinco años después de su llegada a los cines y de madrugada. También hay otro dato llamativo: TVE desembolsó tres millones de euros por11 películas que ni siquiera llegaron a recaudar entre todas 35.000 euros en taquilla. Aun así, el presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, sigue a lo suyo y acaba de desmentir que Ignacio González enchufase a un periodista en la Casa para mejorar su imagen pública.

Jorge Higueras