Menú Portada

Pepe Navarro no levantará cabeza hasta que no anule el maleficio de la vidente Cristina Blanco y a la reina doña Letizia le llegan ya las cejas a la raíz del pelo

Mayo 26, 2017

Resucitada para los medios tras la metedura de pata de su hijo, el actor Miguel Ángel Muñoz, le hizo un maleficio muy difícil de solucionar. Si Paolo Vasile, supersticioso, se entera podría echar marcha atrás en su proyecto de darle una nueva oportunidad al ex presentador en Telecinco. Y no hace falta ser vidente para saber que Mar Flores nunca se casará con Elías Sacal por muchos motivos y no probablemente por falta de ganas de ella. Al abuelo de la mujer de Risto Mejide no le han contado lo de la boda para no darle un disgusto. A la reina doña Letizia, portada de Love, le llegan ya las cejas a la raíz del pelo.

pepe navarro

Él no lo sabe, pero circula esta leyenda que tómense ustedes como un cuento, o no.  Hace muchos, muchos años, cuando Cristina Blanco acudió a su programa La Sonrisa del Pelícano se sintió profundamente maltratada por el presentador y su equipo. Rauda y veloz, decidió tomar medidas al respecto. A lo Escarlata O ‘Hara, empezó a escarbar en su jardín, pero no para comer rabanillos. Allí “enterró” de forma virtual al presentador.

Y desde entonces a Pepe Navarro le ha pasado de todo: el despido fulminante de Tele 5,  la reclamación de paternidad por parte de Ivonne Reyes, la ruina que supone pagar pensiones por todas partes, la escasez de trabajo, su fiasco en Gran Hermano… No levanta cabeza, y no por el peso de su privilegiado cerebro, que no hay que negar que es mucho, sino porque  no se debe ofender nunca a una bruja. Si yo fuera Vasile hablaría seriamente con Miguel Ángel Muñoz, el cándido actor que volvió a sacar a la palestra a su madre, antes de contratar al presentador cordobés. Urge rastrear ese jardín que pudiera estar lleno  de damnificados por los potentes poderes de esta mujer, que ahora se ha olvidado de magias negras, blancas o amarillas y trabaja en El Corte Inglés como dependienta en la sección de perfumería. María Teresa Campos la temía mucho. Le costó un mundo tomar la decisión de despedirla cuando se lo pidió Paolo Vasile, que no está maldito. No hay más que ver lo bien que le va. Lleva años diciendo que vuelve a Italia pero nunca lo hace.

Las cejas de la reina doña Letizia

Como tampoco Elías Sacal, miembro de la Comunidad hebrea más tradicional de México, se enterará que nunca, nunca, se casará con Mar Flores con sus tradiciones. El multimillonario ha vuelto a ser fotografiado con Mar a bordo de su barco en la Costa Azul con la ex mujer de Javier Merino. Cuentan que a Sofía, su hija, casada por todo lo alto no hace mucho por el rito judío, editora de moda de Vogue México, no le da ni la más mínima importancia a la nueva amiga de su padre. Antes hubo muchas otras, todas ellas famosas, pero ninguna lo llevó al altar. Ya se divorció dos veces.

Love lleva en portada con motivo de su número 300 a los reyes de España, con motivo de su aniversario de bodas. A doña Letizia, que ya no se parece en nada a la mujer que se casó con el príncipe de Asturias el 22 de marzo de 2004, le llegan ya las cejas casi a la raíz del pelo.

Semana le dedica su portada a Terelu y a Carmen Borrego, muy pendientes de su madre. Y Lecturas lleva a portada a Teresa Campos y habla largo y tendido sobre el conflicto de Laura Escanes y ese señor a quien todo el mundo comprende tan bien, su padre. Tiene casi la misma edad de su yerno y llora cada vez que le hablan de la relación de su hija con Risto Mejide. Ni él ni el resto de la familia paterna fueron invitados a la boda, vendida a Hola, cuentan que por 80.000 euros, pero podría ser más, mucho más.

Risto Mejide y Laura Escanes “ocultan” su boda a ciertos familiares

Ya contamos que el acuerdo era un pack a lo Jesulín-María José Campanario, de los que incluyen el niño o niños que nazcan, el bautizo y hasta el divorcio si hace falta. La información del texto de la boda parece un listado de marcas. Lo mejor del atuendo de la novia, el ramo. Rosa Clara no se ha lucido con el vestido. El escote hasta la cintura era excesivo. Hubo bosque encantado, echadoras de cartas… Hay quien no les da más de un año juntos. Mar Flores no consiguió suceder a la Preysler, hemos entrado en la era de Laura Escanes. Todo un símbolo de los tiempos que corren. A su abuelo paterno, según Lecturas le han contado que la niña está en el extranjero para no darle un disgusto peligroso.

Ana Montesinos