Menú Portada
Reclama a la cadena que preside José Manuel Lara Bosch una indemnización de 2 millones de euros

Pepe Navarro demanda a Antena 3 por arruinarle su negocio de La Roja TV cifrado en 19,4 millones de euros

Mayo 16, 2010

La RFEF renunció a su proyecto por el entorno tan negativo de imagen del ex presentador

La reclamación también va dirigida a Cuarzo Producciones que realizó el programa donde Vanesa y Óscar Martín y Sonia Monroig vertieron “graves acusaciones” contra el periodista


Siempre ha presumido de triunfar con las mujeres. Pero algo habrá hecho si ninguna de sus supuestas amantes habla bien de él. Y van tres, tres, citaciones judiciales a las que se niega a asistir para realizar la prueba de paternidad que le exige la Justicia por petición de Ivonne Reyes. Y ahora va a resultar que las mujeres, su gran pasión, van a dar dan al traste con los negocios millonarios de Pepe Navarro.

Él continúa con su cruzada para defenderse ante los Tribunales. Los últimos en probar la artillería legal del presentador han sido Vanessa Martín y su hermano Oscar. Fue hace ocho años cuando un juzgado condenó al cordobés por una falta de lesiones contra Vanessa. El asunto fue ampliamente reproducido en prensa. Sin embargo, la protagonista optó entonces por no hacer declaraciones. Cambió de idea el año pasado, cuando se plantó en DEC (Dónde Estás Corazón), que emite Antena 3 TV, para aportar su versión de los hechos.

Un relato escalofriante

Lo cierto es que el relato de lo sucedido que narró Vanessa en el programa estrella de Antena 3 dejó con la boca abierta a más de un espectador. Entre otras cosas, la joven explicó que el presentador “me agarró por el cuello y me empezó a ahogar”. Después añadiría que “mientras Pepe Navarro me golpeaba, hubo un momento que pensé que no sobreviviría a esa paliza”. El broche a lo acontecido lo puso Martín expresando: “Cuando Pepe Navarro terminó de golpearme, me tuvo retenida en el piso durante hora y media”.

La relación de Pepe Navarro y Vannesa Martín no se circunscribió simplemente a ellos. Según el relato de la joven, “en enero de 2001 me quedé embarazada de Pepe Navarro”. El comunicador le dijo que no era el mejor momento para tener un hijo. Sin embargo, ella decidió tirar para adelante y el cordobés la puso en contacto con un médico amigo suyo, quien “desde el principio me lo puso muy complicado, porque incluso desde una primera ecografía me comentó que era un embarazo extrauterino, cosa que luego no fue así”. Desgraciadamente, la gestación no llegó a buen puerto, tuvo que ser interrumpida, con extrema unción para la embarazada incluida.

El malo de la película

En un momento de la entrevista en DEC, Oscar Martín intervino telefónicamente para apoyar el testimonio de su hermana. Corroboró todas y cada una de las afirmaciones que había hecho Vanessa. Sin embargo, omitió algunos detalles por consejo de ella, quien se mostró temerosa de ser demandada por Pepe Navarro.

Los abogados del comunicador señalan que las manifestaciones de Vanessa pueden calificarse de “violenta agresión” con el único propósito de “acabar con su vida profesional y herir gravemente en lo personal. Con su relato, el Sr. Navarro se convierte en un personaje que supera con creces a cualquier malvado nacido en el mundo de la ficción”.

Dos millones de euros, ¿una indemnización escasa?

Tal como es habitual en estas demandas de intromisión al honor, los letrados de la parte demandante cantan las excelencias de su representado, expresando que “tiene un prestigio social y profesional ganado durante 45 años de trabajo, con una notoriedad pública evidente, y que nunca, durante los 25 años de la misma, ha expuesto, y mucho menos comercializado, su vida privada en ningún medio”.

Siempre apelando al “acoso, la preocupación, el daño emocional, el daño a su imagen, a su fama y a su honor y en general a su dignidad personalVannesa Martín, y compañía, ha frustrado su ambicioso proyecto profesional.

Pepe dice adiós a La Roja TV

La Roja TV, que así iba a llamarse el negocio frustrado de Navarro, era una empresa que tenía previsto explotar los derechos de imagen de la Selección Española de Fútbol, vía internet y telefonía. Estaba previsto que los beneficios, durante los primeros cinco años de explotación, ascendieran a 19.407.446 euros. Sin embargo, y siempre según Pepe, sus socios le apearon del proyecto debido a la imagen tan negativa que Vanessa Martín y su hermano, entre otros, han propagado de él en los medios de comunicación. 

Según se relata en la demanda, el Director de Medios de la Real Federación Española de Fútbol, el también periodista Gaspar Rosety comunicó mediante email la decisión de la RFEF de no seguir adelante con el proyecto por el entorno tan negativo Pepe Navarro motivado por “diversas emisiones de televisión y, en especial, la última en la que se habló de malos tratos, agresiones violentísimas insultos y otras acusaciones gravísimas por parte de una señorita desde el plató”.

De momento, las espadas judiciales están en alto. Las partes demandadas ya han presentado respuesta a Pepe Navarro. Será la Justicia quien tenga la última palabra en un asunto que ha vuelto a poner en entredicho al controvertido presentador. Amado y odiado a partes iguales.