Menú Portada
Durante su mandato ha permitido las incompatibilidades de profesores como Juan Carlos Monedero y no ha modificado el Estatuto para no perjudicar a su fiel escudera, ya que obligaría a que el cargo de gerente tendría que ser ocupado por personal interno

Penúltimo escándalo en la Universidad Complutense: el rector José Carrillo permite la incompatibilidad de su “amiga”, la Gerente Begoña Aisa, quien actúa al mismo tiempo de interventora de la Mancomunidad de la Sierra Oeste de Madrid

Abril 29, 2015

Se cumplen ya casi cinco meses desde que la Complutense iniciara la apertura de un “proceso de información reservada” a Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, por sus trabajos externos en Venezuela y la investigación a cargo del servicio de inspección de la UCM no ha dado fruto alguno, ni se conoce en ninguno de sus términos 
La Gerente General de la UCM, Begoña Aisa Peinó, cuyos ingresos podemos estimar que superan en términos brutos los 95.000 euros al año., pertenece al Cuerpo de Interventores de Administración Local y ha participado como tal en un Tribunal de Oposición, según el documento que hoy desvela Extraconfidencial.com


La investigación periodística que comenzó hace unos meses Extraconfidencial.com sobre los negocios presuntamente irregulares que se han vivido dentro de la Universidad Complutense de Madrid (UAM), muchos de ellos durante los últimos mandatos de los rectores Carlos Berzosa y José Carrillo, viene dando sus frutos con noticias exclusivas. Hoy desvelamos que el todavía rector, José Carrillo, permite la incompatibilidad de su “amiga”, la Gerente General Begoña Aisa Peinó, quien actúa al mismo tiempo de interventora de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra Oeste de Madrid, como se puede ver en el documento que adjuntamos.

Begoña Aisa pertenece al Cuerpo de Interventores de Administración Local y ha participado como tal en un Tribunal de Oposición, según el documentoque hoy desvela Extraconfidencial.com, siendo aparentemente incompatible el cumplimiento de tales misiones con su cargo de en la Administración pública española.

Un escándalo, otro más, de los que han desbordado la gestión de José Carrillo en estos últimos días de la campaña electoral al Rectorado de la Universidad Complutense de Madrid. Unas elecciones, para el control de la mayor universidad presencial de España, que se celebrarán el próximo 5 de mayo en primera vuelta y el día 13 de mayo en segunda.

Begoña Aisa Peinó fue renovada personalmente por Carrillo en su cargo de Gerente, dada su buena e íntima amistad. Ha sido la persona con más poder de la UCM y a quién un gran sector de opinión de la Universidad Complutense achaca que Carrillo haya cesado o le hayan dimitido todos los vicerrectores que ha tenido, excepto dos. Durante el mandato de esta Gerente, los únicos que han salido favorecidos han sido los cerca de 200 cargos que, en esta Universidad, ganan más o igual que el presidente del Gobierno y que los propios ministros.

Integrante de la “Casta Complutense”: de Torrelodones a la CAM

En este grupo de privilegiados que conforma la llamada “Casta Complutense” se ubica la principal responsable de todo este entramado de poder y dinero, la Gerente General de la UCM, Begoña Aisa Peinó, cuyos ingresos podemos estimar que superan en términos brutos los 95.000 euros al año.

Esta directiva universitaria provenía de ser interventora en el Ayuntamiento madrileño de Torrelodones y ahora en la Mancomunidad de Municipios de la Sierra Oeste de Madrid. Hay que significar que Begoña Aisa, siendo ya gerente con el ex Rector Carlos Berzosa, decidió desviar el 50% del remanente de los Títulos Propios hacia las arcas complutenses. Precisamente, los Títulos Propios y cualquier otra fuente de ingresos paralela que exista en la UCM, están también al servicio de los privilegios de esta “Casta”.

Estas dos personas, Carrillo y Aisa, formarían el llamado “Liderazgo psicológico”. Si aplicamos los criterios de Eric Berne, son los que más poder tienen y, además, él pasa más desapercibido. Ella, sin embargo, parece estar contenta con dirigir todo el protocolo que asegura estos ingresos al grupo de privilegiados. Además, algunas fuentes aseguran que ha sido ella quien ha ocasionado, si no causado, los ceses y dimisiones de diez Vicerrectores, como ya se ha dicho.

Según los expertos consultados, el desempeño de la Gerencia de la Universidad Complutense es incompatible con las funciones que tiene Begoña Aisa como interventora de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra Oeste de Madrid. Por tanto, no podía figurar en un Tribunal de Oposición. Y sin embargo, así figuraba, al menos, en septiembre de 2014, como se ve en el documento adjunto. Este documento, que hoy desvela Extraconfidencial.com, añade un motivo más -que no razón-, de por qué Carrillo no ha accedido a iniciar un expediente disciplinario a Juan Carlos Monedero, el cofundador de Podemos.

Carrillo, dueño absoluto del presupuesto de la CAM

Según fuentes consultadas de la Complutense, “Carrillo ha actuado siempre como si pudiera hacer lo quisiera con el Presupuesto y con la legalidad de la Complutense. Por primera vez, la UCM ha asistido al espectáculo de que cuatro candidatos firmen un comunicado en contra de la actuación del Rector en estas elecciones. No ha velado por los intereses de los contribuyentes madrileños ni de los profesores, personal de Administración y Servicios y Estudiantes. Entre los cerca de 6.000 profesores y 3.000 miembros de Administración y Servicios, decidió que ninguna persona podía desempeñar el cargo de Gerente. Contrató a Begoña Aisa con cerca de 100.000 euros. Lo mismo le ocurrió con el Director de la Asesoría Jurídica, Gabriel Ramón Navarro Azpiroz, con un contrato superior a los 100.000 y con derecho a indemnización en caso de despido; y al periodista Braulio Calleja, que le había ayudado en su campaña electoral, al que contrató por más de 70.000. Y más casos…. ¿Con qué moral pueden trabajar los profesores si saben que la utilidad inmediata de las matrículas que pagan los estudiantes que ellos atraen sirven para consolidar los privilegios de los 200? Mientras, ven cómo los contratos de muchos de ellos son de mucho menos que mileuristas. ¿Y qué razones hay para subir las matrículas de los alumnos si saben que las subidas valen, ante todo, para pagar las hinchadas nóminas de esta Casta? ¿Y cómo están de entusiasmo quienes trabajan en Administración y Servicios cuando ve las distancias siderales en las remuneraciones del PAS?”

Sin respuesta sobre el caso Monedero

Se cumplen ya casi cinco meses desde que la Universidad Complutense de Madrid anunciara la apertura de un “proceso de información reservada” al cofundador de Podemos, el profesor de la Facultad de Ciencias Políticas Juan Carlos Monedero Fernández, por sus trabajos externos en Venezuela y la investigación a cargo del servicio de inspección de la UCM no ha dado fruto alguno, ni se conoce en ninguno de sus términos. Sin embargo, la investigación periodística que paralelamente comenzó este periódico, desveló que el Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI), colaboró con el cofundador de Podemos en varios proyectos diferentes, al menos en dos, según los contratos que obran en nuestro poder.

El primero es un contrato con el Ministerio del Poder Popular para la Planificación y el Desarrollo de Venezuela, donde la cantidad a cobrar es de 95.000 euros. El otro es una notificación del Director del ICEI referido al proyecto denominado “Carta Iberoamericana de Participación de los Ciudadanos en la Gestión Pública”, donde se cita expresamente que la dirección le corresponde al profesor Juan Carlos Monedero.

Esto demuestra que algunos de los proyectos del profesor Monedero tuvieron el visto bueno de la Universidad Complutense de Madrid, cuyo rector por entonces era Carlos Berzosa. Lo que de verdad sorprendente es que esta documentación que hoy desvela en exclusiva Extraconfidencial.com todavía, cuatro meses después de abrirse una información reservada por la inspección de servicios de esta Universidad pública, no haya sido notificada por el actual rector José Carrillo, quien ya se ha convertido en la tapadera de los negocios de Juan Carlos Monedero en Venezuela.

Puede ser esta también otra razón por la que todavía, casi cinco mes transcurridos, no se haya abierto aún expediente alguno sobre la incompatibilidad del número tres de Podemos, que cobró más de 400.000 euros por Informes a gobiernos bolivarianos.

Los documentos de los contratos del ICEI con Venezuela son, al menos, dos

Los documentos de los contratos del Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI) con Venezuela son al menos dos, referidos a dos proyectos diferentes. El primero es un contrato iniciado el 4 de enero de 2008, aunque la fecha de la firma del contrato es el 1 de junio de 2008, Se concreta con el Ministerio del Poder Popular para la Planificación y el Desarrollo de Venezuela. En él no hay una referencia expresa a Juan Carlos Monedero, pero si se indica la cantidad a cobrar (95.000 €).

El contrato se realiza entre la República Bolivariana de Venezuela, por órgano del Ministerio del Poder Popular para la Planificación y Desarrollo, representado en ese acto por el ciudadano Haiman El Troudi , venezolano, mayor de edad, domiciliado en Caracas, y por la otra, el Instituto Complutense de Estudios Internacionales, curiosamente sin especificar persona alguna.

El segundo documento es una notificación del entonces director del ICEI, José Antonio Alonso Rodríguez, referido a un proyecto distinto, pero en el que ya se cita expresamente que la dirección le corresponde al profesor Juan Carlos Monedero. Se trata de un documento fechado el 2 de abril de 2009 donde el ICEI se compromete a participar en el encargo realizado por el Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrolo (CLAD), a propuesta del FGUCM, con el fin de “la preparación de materiales de apoyo en la elaboración del proyecto de “Carta Iberoamericana de participación de los Ciudadanos en la Gestión Pública”, a través de su programa de la Escuela Latinoamericana de Gobierno, Política Pública y Ciudadanía

José Carrillo intenta tener controlado el voto de Podemos para las próximas elecciones a la Complutense

Fuentes jurídicas consultadas de la propia Universidad pública madrileña indican que lo se esconde detrás de esta ralentización es dilatar la información reservada sobre Juan Carlos Monedero para que la falta prescriba. La información reservada no paraliza este proceso, sólo lo hace el expediente que no se ha abierto aún; las infracciones muy graves prescriben a los tres años, las graves a los dos años y las leves a los seis meses. Aunque las dos últimas beneficiarían a Monedero si no se abre un expediente en breve al prescribir una ya (la leve), y la otra en breve (la grave), según los juristas consultados el profesor Monedero ha cometido una falta muy grave que se sanciona con 3 a 6 años de suspensión de funciones.

Este intenta tener controlado el voto de Podemos para las próximas elecciones a la Complutense, que se celebran en breve, y las que se presentará de nuevo para ser elegido rector: “O me apoyas o te abro expediente sancionador”, sería el lema a seguir. Por esoel tiempo pasa y no se conoce detalle alguno de la “información reservada” abierta al profesor y cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, a raíz de las informaciones sobre la actividad de consultoría que este ha realizado con su empresa Caja de Resistencia. Unos trabajos de asesoría a gobiernos latinoamericanos por los que ingresó 425.150 euros en dos meses a finales de 2013 y sin que hubiera informado supuestamente de ellos a la Universidad Complutense, que si colaboró en otros trabajos.

Una de las consecuencias de estas elecciones es que el Rector que salga no podrá hacer lo que quiera. Tendrá que cumplir la legalidad, no crear espacios de impunidad y no utilizar la Inspección de Servicios ni la Asesoría Jurídica para perseguir a quienes caen mal al Rector o a los Decanos.

Juan Luis Galiacho
juanluisgaliacho@extraconfidencial.com
@jlgaliacho