Menú Portada
El Ayuntamiento de Madrid permite 8.500 metros de edificabilidad encima de una subestación eléctrica

Pelotazo de Iberdrola en pleno distrito de Retiro, gracias a Ruíz Gallardón

Marzo 31, 2009

Gracias a este acuerdo se permitirá la construcción de un edificio de altura muy superior a la media de la zona
En la publicidad tan sólo se destaca una franja estrecha como zona de edificabilidad
El proyecto de subestación supera los metros concedidos por el Ayuntamiento


En septiembre de 2004, el Ayuntamiento de Madrid regido por Alberto Ruiz Gallardón aprobó el enterramiento de cuatro subestaciones de Iberdrola en la ciudad de Madrid. Una de ellas situada en una de las zonas más caras de la capital, en el distrito de Retiro.

A través de este acuerdo, la subestación situada entre la calle Alcalde Sainz de Baranda número 88 y las calles Juan Esplandiú y Marqués de Lozoya, con una superficie, de 6.327 metros cuadrados, se dividirá en tres nuevas parcelas: una, de 1.330 metros cuadrados, destinada a acoger el blindaje y enterramiento de la subestación; una parcela destinada a zona verde con una superficie de 3.660 metros, que será cedida al Ayuntamiento y otra parcela de uso residencial con una superficie de 1.337 metros cuadrados.

Con el beneplácito de Ruiz Gallardón

Es en esta parcela donde se esconde un incalculable tesoro para la empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán: nada más y nada menos que una edificabilidad de 8.500 metros cuadrados que ha llevado a la protesta de los vecinos, por el riesgo de construirlo junto con una subestación con graves incidentes cercanos en el tiempo, por ser el edificio de viviendas más alto de la calle y, lo que es peor, como Iberdrola ha disimulado este acuerdo.  Ante esta información Extraconfidencial.com ha intentado ponerse en contacto con Iberdrola en reiteradas ocasiones, sin obtener respuesta alguna por parte de la compañía.

En la publicidad que rápidamente colocó junto a la subestación se puede observar una preciosa zona verde que cubrirá las instalaciones eléctricas junto una tira que refleja la edificabilidad de la zona, que como los vecinos denuncian es imposible que refleje la realidad del pelotazo urbanístico que puede construirse. Una operación inmobiliaria de incalculable valor autorizada por el consistorio de Alberto Ruiz Gallardón. Igualmente, el proyecto de enterramiento ocupará 3.140 metros cuadrados; es decir, que la zona verde es tan solo el “techo” de una subestación, proyecto que iba a realizarse entre 2007 y 2008 y que no ha empezado aun, quizá a falta de comprador del terrenito para hacer las viviendas. Y es que la eléctrica de Sánchez Galán, que sigue enrocándose e impidiendo a que ACS ocupe un puesto en el Consejo de Administración de Iberdrola, esta experimentada en pelotazos, no sólo subiendo el recibo de la luz de forma irregular, lo que ha provocado la apertura de un expediente por parte de la Comunidad de Madrid, si no con todo tipo de negocios. Algunos multimillonarios.