Menú Portada
Fernández Díaz también renovó los proyectiles de la Policía Nacional el pasado año

Pedro Morenés (Defensa), beneficia a empresas de media Europa con 25 millones de euros para recargar la munición del Ministerio de Defensa

Julio 6, 2015

Tres compañías –una israelí, otra italiana y una eslovena-, son las adjudicatarias del acuerdo que no favorece a ninguna empresa nacional. El contrato fue otorgado mediante un procedimiento abierto de carácter urgente

pq_933_pedro-morenes.jpg

“Europa no avanza en política de defensa y eso nos hace más débiles”. Son las palabras del ministro de Defensa español, Pedro Morenés, en una de sus últimas apariciones públicas. Lo hizo al lado de su homólogo portugués, José Pedro Aguiar-Branco. Precisamente, Portugal, es el país con el que recientemente España ha firmado un nuevo acuerdo para cooperación militar. Sin embargo, el político español parece estar limitando su área de trabajo a rubricar pactos internacionales de más bien escaso calado y a licitar grandes dosis de dinero público a ítems de poca utilidad para el ciudadano español.

Afortunadamente, España lleva más de 76 años sin participar de modo directo en un conflicto bélico. Suficiente razón para no gastar un dineral en armamento. Nada más lejos de la realidad. El Ministerio de Defensa dirigido por Morenés ha dilapidado la friolera de 25 millones de euros (25.368.772,88 euros), como presupuesto base de licitación para  cerrar el “acuerdo Marco de adquisición centralizada de munición de cartuchería calibre 5.56×45 mm en el ámbito del Ministerio de Defensa mediante procedimiento abierto” 

Llueve sobre mojado

Y como parece que viene siendo habitual, Defensa mira más por los intereses de las empresas de otros países que los de las empresas nacionales. Solo así se explica que esos 25 millones de euros -repartidos en 5 lotes-, sonrían a la suerte de tres compañías foráneas: una israelí (Israel Military Industries), otra eslovena (Arex) y una más italiana (Ficocchi Munizioni).

La atractiva oferta de la cartera de Defensa concentró un total de 22 ofertas entre los cinco lotes. Lo que es difícil de comprender es la categoría de trámite urgente del procedimiento.

No es la primera vez que el Gobierno se gasta un buen pellizco de dinero público en proyectiles o munición diversa. En mayo de 2014, el Ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz licitó un contrato para “cartuchos del calibre 9 mm. parabellum blindados” de unos 709.926,36 euros y otro para “cartuchos del calibre 9 mm. parabellum semiblindado” de 345.152,5 euros. Ambos para el Cuerpo Nacional de Policía. Por si esto fuera poco, en octubre del pasado año, Interior se dejaba casi medio millón de euros más (458.590 euros) para el “mantenimiento de 111 galerías de tiro propiedad de la Dirección General de la Policía”.