Menú Portada
Pretende sacar al mercado el diario "El Español", primero on line y, más adelante, los fines de semana en papel

Pedro J. Ramírez realizará una aportación personal de 5 millones de euros en su nuevo gran “arpón” periodístico para el 2015

Diciembre 30, 2014

Ha puesto al frente de la elaboración de la nueva redacción al periodista Fernando Mas, que fuera subdirector de elmundo.es
A su vez se ha llevado con él a Alejandro de Vicente, el histórico responsable publicitario del grupo Unidad Editorial que fuera relegado el pasado verano de la vicepresidencia por los italianos de Rizzoli
Su hija, María Ramírez y su yerno, Eduardo Suárez, que también abandonaron la cabecera de Unidad Editorial este mismo año, han puesto ya en marcha el pasado mes de octubre la sociedad ´No Hace Falta Papel´, la editora que dará cabida al nuevo diario


El periodista Pedro J. Ramírez, ex director del diario El Mundo, pretende realizar un nuevo ataque periodístico en el año 2015, una vez que este 31 de diciembre acabe su relación contractual con la empresa Unidad Editorial, tras el acuerdo que alcanzaron ambas partes a finales del mes de noviembre. Pedro J. Ramírez lanzará al mercado el periódico, que nacerá como El Español, pese que distintos medios habían elucubrado con la posibilidad de que se llamara El Universal. Tal y como anunció el marido de Agatha Ruiz de la Prada anunciaría una sorpresa en su cuenta de Twitter, daría la campanada tras las uvas de fin de año. y que sería Y cumplió su palabra. A las 12 y un minuto anunció que su nuevo proyecto periodística se denominará finalmente El Español. Primero, se tratará de un diario on line, para pasar luego los fines de semana (sábados y domingos), a formato papel.

Y para dar empaque y solvencia a su nueva aventura periodística ha decidido realizar una aportación personal de 5 millones de euros, en busca de otros apoyos económicos que refuercen su proyecto. Un reto difícil de cuajar si tenemos en cuenta los “antecedentes” de su salida de Unidad Editorial y el “abandono” de los integrantes del Consejo Empresarial de la Competitividad. De momento, ya ha puesto a elaborar la nueva redacción a uno de sus hombres en el periódico El Mundo, Fernando Mas, que fuera subdirector de elmundo.es. También de sus fieles amigos en este periódico nacional de referencia, se ha llevado con él a Alejandro de Vicente, el histórico responsable publicitario del grupo Unidad Editorial que fuera relegado el pasado verano de la vicepresidencia por los italianos de Rizzoli.

Una sociedad muy familiar

Pedro J. Ramírez también cuenta para su nuevo proyecto con el apoyo inquebrantable de su hija, María Ramírez, y de su yerno, Eduardo Suárez, que abandonaron la cabecera de Unidad Editorial también este mismo año. Ambos, con un capital inicial de 3.000 euros, pusieron en marcha el pasado mes de octubre la sociedad “No Hace Falta Papel”, la editora que, en teoría, dará cabida al nuevo diario digital del ex director de El Mundo.

En los círculos periodísticos de la capital de España también se baraja con la probabilidad de que Pedro J. quiera contar junto a él con el periodista Eduardo Inda, que fuera director de El Mundo de Baleares (donde le ayudó mucho con el famoso tema de su piscina ilegal), y del deportivo Marca. El problema es que Inda pretende salir del diario El Mundo donde ejerce actualmente de alto cargo, como adjunto al director, con una indemnización y con una salida amistosa, en la que está de acuerdo el actual director Casimiro García Abadillo, proclive de una vez por todas a eliminar todas las rémoras en la redacción del pedrojotismo, pero que no cuenta con el beneplácito del presidente de Unidad Editorial y mantenedor de los intereses del Grupo Rizzoli, Antonio Fernández-Galiano, más dispuesto a la línea dura contra los fieles a Pedro J.

Influir a toda costa en las próximas elecciones

Pedro J. pretende que el año 2015 sea el año de su lanzamiento y consolidación, aunque aún no ha ofrecido a su entorno una fecha aproximada de salida. Para ello ya ha mantenido reuniones con dueños de otros medios de comunicación digital, como El Confidencial, con cuyo propietario, José Antonio Sánchez, y su director, Nacho Cardero, estuvo reunido hace unos días. Pedro J. quiere “copiar” la estructura de servidores digitales beneficiosos que han convertido a El Confidencial un periódico digital de referencia. En este punto de partida se encuentra precisamente el ex director de El Mundo, buscando las nuevas tecnologías más rentables para su proyecto; es decir, buceando nuevas plataformas que comienzan ya a surgir en otros países. De hecho, tanto su hija como su yerno, ex corresponsales de El Mundo en Estados Unidos, han realizado un amplio trabajo de consultoría y análisis del mercado de los medios norteamericanos para conocer las nuevas técnicas y herramientas del sector. Pero, sin embargo, hasta la fecha no han conseguido perfilar un producto final.

El periodista se ha marcado ya una hoja de ruta y quiere que su proyecto se encuentre listo para el próximo mes de septiembre, lo más tardar, para competir plenamente en la campaña electoral a la presidencia del Gobierno, donde pretende ser pieza clave con sus reportajes y noticias. Y si es posible, aunque es bastante complicado, pretende ya influir en las elecciones municipales de mayo de este próximo año 2015. Así ha llegado a afirmar recientemente que “2015 será el año más importante de mi vida periodística“.

“Tendréis noticias mías nada más acabar las campanadas y tomaros las uvas”

Una vez cerrada la vía judicial con sus anteriores jefes, los italianos de RCS, el contrato blindado de Ramírez con Unidad Editorial espira el 31 de diciembre de 2014. Por eso hace sólo unos días, cuando presentó en el Ateneo de Madrid su nuevo libro Contra unos y otros (La esfera de los Libros), afirmó a los cuatro vientos que “tendréis noticias mías nada mas acabar las campanadas y tomaros las uvas“. Ese 31 de diciembre de 2014 es la fecha del vencimiento de la obligación de no competencia post contractual que vincula al ex director de El Mundo con Unidad Editorial. A cambio, Pedro J. Ramírez ha renunciado a recibir las compensaciones que quedaban pendientes hasta su jubilación desde la editora, que algunas fuentes cifran en unos 1,3 millones de euros.

Sin embargo, el ex director pretende fichar a algunos integrantes de su antiguo periódico, e ir configurando poco a poco la redacción de su nuevo proyecto que ira paulatinamente incorporando nuevas secciones y firmas.

También consciente de la importancia que la cuota e inversión publicitaria va a tener en su nuevo proyecto, ha fichado como se ha dicho anteriormente a Alejandro de Vicente, el histórico responsable publicitario del grupo Unidad Editorial, que cesé en sus funciones ejecutivas el pasado verano. Este ex responsable de publicidad de El Mundo –nombrado director general tras la fusión con Recoletos en 2007-, fue relegado en el grupo por los italianos tras el nombramiento de Javier Cabrerizo como director general y número dos del presidente Antonio Fernández Galiano, en un periodo muy complicado para Unidad Editorial con unos datos de facturación que no han sido buenos para todo el Grupo editor, lo que hace que se hable ya con fuerza de su posible absorción por Vocento.

Y en este contexto de fusiones y ruptura, este 2015 puede también ser el año del ataque definitivo del arponero Pedro J. Ramírez, quien pretende traer al sector de la comunicación en España un nuevo medio.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com
 
@jlgaliacho