Menú Portada
En 2012-2013 firmó un documento similar por el que se ponía al servicio del lucro 3.500 cabezas de gamos, venados y jabalíes

Patrimonio Nacional desdice un documento administrativo al asegurar que “no hay cifra alguna” de un convenio de retirada de ciervos del Monte de El Pardo

Septiembre 26, 2013

Según el acuerdo de adjudicación, el ente adscrito al Ministerio de la Presidencia gana más de un 30% sobre los precios que figuran en el pliego rector como base mínima de tasación
Para amortizar el gasto del convenio, Patrimonio Nacional permite que la empresa beneficiara “comercialice” con las reses

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:10.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


El pasado 6 de septiembre del presente ejercicio, la gerente del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, Alicia Pastor, firmaba un convenio para el “aprovechamiento de cérvidos en el Monte de El Pardo” para los próximos dos ejercicios (2013-2015). En el acuerdo de adjudicación publicado por el ente adscrito al Ministerio de la Presidencia de Soraya Sáenz de Santamaría solo trasciende el nombre de la empresa adjudicataria –Ingeniería del Ahorro S.L.- y el importe de la oferta económica, que supone un alza del 30,10% sobre los precios que figuran en el pliego rector como base mínima de tasación. Un importe que Patrimonio Nacional ingresará en sus arcas ya que el adjudicatario asume los gastos de la extracción y transporte de los animales. Sin embargo, por lo de ahora se desconoce la cuantía del mismo. A pesar de este incremento explicitado en el documento, Patrimonio se blinda ante revelaciones y asegura que “no hay cifra alguna hasta que se proceda a la operación”.

Extraconfidencial.com se ha puesto en contacto para conocer los detalles del contrato y el importe que sostiene al mismo. Según Patrimonio Nacional, el objeto del contrato se fundamenta en “mantener el debido equilibrio ecológico en las poblaciones de las especies gamo y ciervo”. Así mismo, aseguran que el convenio “se encuentra amparado en la autorización al plan cinegético otorgada por la Comunidad de Madrid en fecha 1 de febrero de 2013”.

Respecto al alza del 30,10% sobre los precios base del pliego afirman que “es el mecanismo habitual en las contrataciones de aprovechamiento de la Administración Pública”. Según Patrimonio Nacional “se fija un precio base y los interesados en el concurso plantean a la mesa de contratación las mejoras, incluyendo porcentajes de elevación sobre el precio base. La adjudicación de este expediente fue debidamente publicada en la plataforma de contratación del Estado”.

¿Cómo rentabilizará el adjudicatario el importe del convenio?

El adjudicatario, como se explicó líneas arriba, se hará cargo de los gastos de extracción y transporte de los animales, por lo que queda claro que éstos abandonarán el Monte de El Pardo. Para amortizar el gasto del convenio, Patrimonio Nacional permite que la empresa beneficiara “comercialice” con las reses. Dicen, desde el Consejo de Administración del Patrimonio Nacional –dirigido por José Rodríguez-Spiteri Palazuelo-, que el modelo de rédito económico para el adjudicatario será “principalmente mediante la enajenación a particulares para repoblaciones”. Sin embargo, en esa respuesta puede que queden ocultos otros posibles medios de rentabilización: cacería, sacrificio, alimentación… ¿Es Patrimonio Nacional cómplice de prácticas ilegales y cruentas con la fauna española? 

3.500 reses en 2012-2013

Este convenio para los próximos dos cursos resulta prácticamente similar al firmado para el ejercicio 2012-2013, por Patrimonio Nacional y que tenía por objeto el aprovechamiento de bio-consumibles”. Según el pliego de condiciones, el contrato tendría como principal móvil la enajenación del aprovechamiento de la carne de gamo, venado y jabalí procedente del Monte de El Pardo. Preguntado a Patrimonio Nacional la relación de este convenio con el precedente, desde El Pardo no concretan si el nuevo documento es una adenda del primero, o si bien, son contratos anuales que se firman de modo independiente.

El convenio del curso 2012-2013 tampoco esclarecía el importe del mismo que sería el resultado del “precio por kilogramo para la carne de venado, gamo y jabalí que en todo caso tendrán el mismo importe o valor”. Queda por conocer si el sistema de fijación de precios es el mismo en el convenio Gamo 2013, algo que Patrimonio tampoco aclara.  En total estaríamos hablando de la despoblación de “1.800 cabezas de gamo, 800 de venado y 900 de jabalí, con un peso estimado de 36.000, 36.400 y 31.500 kilos respectivamente”, en tan solo un año. ¿Hasta qué punto pretende el Gobierno negociar con el ecosistema español?