Menú Portada
Parece que la decisión está prácticamente tomada

Patricia Rato y Espartaco al borde de la ruptura

Enero 19, 2010

Parece que no hay vuelta atrás. El matrimonio formado por Espartaco y Patricia Rato podría tener los días contados. Sus más allegados advierten que el comunicado que confirmará la separación podría ser inminente.

pq_922_espartaco.jpg

A ella le duelen las alas de volar. Su mirada sigue triste y sola. Insisten en que Patricia Rato ya ha tirado la toalla. Dicen que es consciente de que en lo suyo con Juan Antonio Ruiz ‘Espartaco’ no hay vuelta atrás. Le escuece el alma, y más tras la intervención televisiva de Inés, una apuesta andaluza que en el cortijo de Jorge Javier Vázquez aseguró que durante más de un lustro mantuvo relaciones con el diestro, incluso cuando éste matrimoniaba con la guapa Patricia. Según las malas lenguas, Espartaco no sólo habría frecuentado a doña Inés, sino que en tiempos de cólera también se habría refugiado en otros brazos. Todo son especulaciones que llevan al colapso a más de uno, puede que porque el excéntrico hermetismo que envuelve a los protagonistas del culebrón no hace, sino aumentar las dudas y especulaciones. Habrá que esperar.
 
Decisión final
 
Aunque hubo un tiempo en que las aguas podrían haberse calmado, me cuentan que la decisión está tomada y que en los próximos días el extinto matrimonio hará público un comunicado de prensa en el que darán habida cuenta de su final definitivo. Será entonces cuando, a buen seguro, se podrá hablar sin tapujos sobre lo acontecido durante su larga relación sentimental. La familia de Patricia ha cerrado filas a su alrededor para protegerla, pues siempre han sabido de la debilidad, acaso ternura o sensibilidad, que la precede. A pesar de haber andado con pies de plomo, Rato es frágil como el cristal de bohemia. Pero resistente como pocas.
 
Una amiga para lo bueno…
 
No hay confirmación oficial, pero lo cierto es que el rumor está en la calle. A él se le relaciona con Macarena, una mujer de larga y lacia cabellera, a la que le une una misma afición: el mundo del toro. Quién sabe. Dicen que la rubia está siendo su mejor y más importante apoyo ahora que las aguas bajan algo turbias en su matrimonio. Con ella ríe a carcajadas y se refugia del dolor que le supone tener que estar viviendo, supuestamente, uno de sus más difíciles momentos personales. Macarena es una mujer de inteligencia insuperable. Funcionaria y con un larga e interesante trayectoria profesional, ha conseguido escalar posiciones en organismos públicos y privados. Eso sí, de momento ella continúa con su feliz matrimonio y tiene fijada su residencia en Huelva. De momento, Macarena y Espartaco son buenos amigos. Hace bastante tiempo que coinciden puntualmente en eventos taurinos. El mes pasado fue el más ajetreado, ya que compartieron coloquios en Chiclana de la Frontera, en la Maestranza de Sevilla, e incluso en Alcalá de los Guazules.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)