Menú Portada
Resurgiendo

Patricia Rato prepara su primer reportaje en ´Telva´

Marzo 16, 2011

Me cuentan que la guapísima dama está expectante ante el resultado del que será su primer reportaje en la publicación, quizás porque teme que no sepa plasmar la importancia del testimonio que tiene enfrente.

pq_925_patriciarato.jpg

Mirar a los ojos a Patricia Rato es comprobar que empieza a resurgir. Tras la tormenta parece que la tranquilidad ha llegado a su vida. No sólo en el terreno personal, sino también en el profesional. Tal y como adelantamos en este periódico, Patricia se estrenará próximamente como ‘hada madrina’ de organizaciones y asociaciones que se ocupan y preocupan por los más desfavorecidos. Especiales que se publicarán en la prestigiosa revista Telva, propiedad de Unidad Editorial.
 
Me cuentan que la guapísima dama está expectante ante el resultado del que será su primer reportaje en la publicación, quizás porque teme que no sepa plasmar la importancia del testimonio que tiene enfrente. Los que la han contratado aseguran que tiene valía, carácter y es capaz de resumir con absoluta delicadeza asuntos que pueden interesar al lector. Patricia es una periodista en potencia. Tiene respeto hacia todos los que nos dedicamos a este difícil gremio. Algo que es imprescindible para dedicarse a él. Rato tiene aguante y sobre todo soltura cuando los reporteros asfálticos que le siguen y persiguen para sonsacarle más de la cuenta. Su sensibilidad hace que sus respuestas, siempre concisas, agraden a todos. No es para menos, sobre todo en estos tiempos de cólera, en los que es más que habitual que los famosos desplanten sin ton ni son.
 
Días después de que Patricia concediera su primera entrevista a la revista ‘Hola’, tras su separación matrimonial, Espartaco se ha pronunciado a través de amigos en común. Dicen, cuentan, que a Juan Antonio no le ha gustado que su ex mujer compareciera en la revista ‘Hola’ para explicarse por primera vez. Insisten en que cuando se dirigió a ella no lo hizo en términos amables, sino todo lo contrario. Sorprende su actitud, sobre todo porque hay varias revistas en las que la portada han sido palabras salidas de su boca, durante conversaciones mantenidas con periodistas y contertulianos. Parece que no le gusta que la situación haya cambiado bruscamente. Espartaco ya no goza de la simpatía mediática que tenía hace algún tiempo, cuando vivían una época de vino y rosas.
 
Por Saúl Ortiz