Menú Portada
Hablará en ´Hola´

Patricia Rato hará entrevistas humanitarias en Telva

Marzo 4, 2011

Patricia tiene claro cuál quiere que sea su camino. Por eso ha rechazado más de tres proyectos publicitarios al considerar que su físico no es suficiente para vender un producto. No está equivocada. Tampoco ha aceptado las diversas ofertas profesionales que le han llegado desde otros grupos editoriales que se han interesado en ella para participar en tertulias, escribir artículos de opinión o, simplemente, comparecer en televisión para explicar su situación actual. No quiere ni puede hacerlo.

pq_925_patriciarato.jpg

Ha llegado el momento del cambio. Patricia Rato empieza a ser otra. Ya no es la mujer lacrimógena de hace unos meses. Empieza a reorganizar su vida con absoluto éxito. Hace unos días, Patricia fue una de las pocas que contemplar los doce diseños de Galiano para la próxima temporada. Allí, rodeada por otras celebrities del coso rosa, Rato no era una más. Su belleza deslumbró. Por aquel entonces su rostro ya evidenciaba su felicidad. No es para menos. En breve se pondrá manos a la obra en un nuevo trabajo que va a demostrar su valía y su marcada personalidad.
Está muy ilusionada aunque prefiere ir con pies de plomo. Rato, que no puede ocultar su nerviosismo ante un proyecto de grandes dimensiones, espera que el resultado sea del agrado de todos. No lo hace por dinero, sino porque considera que debe empezar a labrarse un futuro en el que no sólo figure la predisposición de quienes la rodean, sino la suya propia. No quiere seguir viviendo del imperio económico familiar. Quiere enseñar quién es y qué puede hacer. Por eso, desde su separación matrimonial, Patricia no ha dejado de pensar y organizar. Necesita regresar con fuerza a la vida laboral. Sentirse válida y, a la vez, ayudar a quienes realmente lo requieren. Su dadivosidad no tiene límites. Por eso, ante las facilidades de Unidad Editorial (grupo El Mundo), ha decidido aceptar trabajar esporádicamente para la revista Telva.
Lejos de hablar de moda, su labor en la publicación será tan emotiva como interesante. Patricia propuso y Nieves Fontana dispuso. No será una colaboración más, ni tampoco tendrá una periodicidad fija. Ambas partes han alcanzado un acuerdo por el que Patricia se encargará de realizar una serie de ocho o nueve especiales en los que mostrará, con absoluta sensibilidad, los aspectos más desconocidos de grupos, asociaciones e individuos cuya labor humanitaria debe ser mostrada a los lectores de tan prestigiosa publicación. No será tarea fácil. Patricia es consciente de que debe recorrer un largo camino antes de recoger sus frutos, pero está dispuesta a luchar como siempre ha hecho. Con audacia y valentía. Sin decaer ni ralentizar. Para ella escribir sobre la nobleza de otros tampoco le costará tanto. Desde hace muchos años colabora con una asociación benéfica que preside María Luisa y que se encarga de hacer que niños aquejados de cáncer avanzado tengan mayor calidad de vida. Tampoco desatenderá su labor en el Patronato de la familia, al que se ha dedicado en cuerpo y alma durante todos estos años.   
Patricia tiene claro cuál quiere que sea su camino. Por eso ha rechazado más de tres proyectos publicitarios al considerar que su físico no es suficiente para vender un producto. No está equivocada. Tampoco ha aceptado las diversas ofertas profesionales que le han llegado desde otros grupos editoriales que se han interesado en ella para participar en tertulias, escribir artículos de opinión o, simplemente, comparecer en televisión para explicar su situación actual. No quiere ni puede hacerlo. De momento, únicamente hablará a través de la revista ‘Hola’, con quien mantiene una estrechísima relación. Patricia y los integrantes de la saga Sánchez Junco son amigos desde tiempos inmemorables. Y más todavía cuando la estilosa dama se enteró de que la publicación había retirado material ciertamente controvertido que afectaba directamente a su matrimonio. Lo sucedido en la actualidad podría haberse adelantado un año y medio. Cosas de amigos. Eso sí, fiel a su estilo, en el posado de ‘Hola’ no arremete contra el padre de sus hijos. Únicamente expresa, con absoluta franqueza, cómo es su vida actual y explica cuál será su función en Unidad Editorial: “Intento recuperar mi dignidad”, reza alguno de los entrecomillados del fabuloso reportaje.