Menú Portada
Tras legalizar el Constitucional la Coalición Bildu

Pascual Sala acude a Las Ventas invitado por el Ministerio de Interior de Rubalcaba

Mayo 19, 2011
pq_927_pascual_sala.jpg

El magistrado Pascual Sala, Presidente del Tribunal Constitucional, acudió el pasado día 17 de mayo a la Plaza de Toros de Madrid invitado por el Ministerio de Interior, que dirige su amigo Alfredo Pérez Rubalcaba. Pascual Sala ocupó el burladero que en la Monumental de las Ventas se tiene destinado a la Autoridad y donde se sientan habitualmente los presidentes de las Ventas, comisarios del Cuerpo Superior de Policía. Sala ocupó, sin rubor, un puesto en este burladero del Ministerio del Interior en el callejón de las Ventas y disfrutó – así se le pudo atisbar en su semblante-, con la corrida del Ventorrillo que lidiaron los diestros Manuel Jesús “El Cid”, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante. Desde este lugar privilegiado del callejón, sólo destinado a funcionarios adscritos en teoría al Ministerio de Rubalcaba, pudo contemplar la primera salida por la Puerta Grande de las Ventas gracias al torero extremeño Alejandro Talavante.

La presencia de Pascual Sala en el burladero del Ministerio de Interior se producía escasos días después de la controversia levantada por la legalización de la Coalición vasca Bildu, una sentencia del TC que él preside muy debatida y que muchos vinculan con la el componente socialista que lidera el pensamiento de Pascual Sala, que goza de buena amistad con los dirigentes del Gobierno de Rodríguez Zapatero, como se ha comprobado con su invitación a Las Ventas del Espíritu Santo.

De palco en palco Vips

Lo más significado es que la presencia de determinados Magistrados del Tribunal Constitucional y del Supremo en estos palcos Vips es un hecho notorio en los últimos tiempos. Así se les ha podido ver últimamente y con relativa frecuencia en los más apreciados del Estadio Santiago Bernabéu, de la Caja Mágica y, ya con más cercanía en el tiempo, en los burladeros de Las Ventas.

Lo que aún no se sabe con precisión es por qué Pascual Sala ocupaba ese burladero del Ministerio del Interior en la plaza de toros madrileña. Porque si era por afición se podría haber sacado una entrada y estar en un tendido, como el resto de los aficionados que pagan de su bolsillo su localidad, y no ir de invitado a un lugar sólo destinado a los delegados de la Autoridad, como refleja el nombre que rotula este burladero, y que solo ocupan, en teoría, los miembros al servicio del hoy Ministro Pérez Rubalcaba, lo que acrecienta aún más los rumores de su posicionamiento ideológico en la sentencia de legalización de la Coalición vasca Bildu, donde su voto fue determinante.

Juan Luis Galiacho