Menú Portada
Entre los años 2003 y 2006 y para acabar con el pago de una renta anual

Parques Nacionales indemnizó con 6,8 millones de euros por la supresión de los derechos cinegéticos en Doñana

Noviembre 5, 2008

Los principales beneficiarios son los propietarios de dos fincas  
Se pagaron intereses de demora por un valor de 870.000 euros


En nuestra edición de ayer informábamos que desde 1999 y hasta diciembre de 2005 el organismo autónomo Parques Nacionales realizó 27 actuaciones de supresión o limitación de derechos que supusieron indemnizaciones cercanas a los 11 millones de euros. Los derechos suprimidos fueron cinegéticos en su práctica totalidad, si exceptuamos la anulación de un derecho de explotación en el Parque Nacional de Sierra Nevada.
Y en esa partida, el gasto principal del presupuesto hasta el cierre del ejercicio 2005 lo fue por la supresión de derechos cinegéticos en el Parque Nacional de Doñana, especialmente por el satisfecho a los titulares de dos fincas ubicadas en dicho Parque. El origen de esta supresión parte de una resolución de 1984, dictada por el entonces director del ICONA, “prohibiendo indefinidamente la caza en el interior del Parque”. Con posterioridad, también por el ICONA, se llegó a acuerdos indemnizatorios con algunos propietarios, en particular con los de las dos fincas citadas, consistentes en el pago de una renta anual determinada en función del valor de la renta cinegética anual atribuida a las fincas.
A partir de 1998, y ante las advertencias del Servicio Jurídico del Estado respecto a la imposibilidad de mantener indefinidamente el sistema de renta anual, se realizaron negociaciones entre Parques Nacionales y los propietarios, que finalizaron con la suscripción en 2003 de un convenio de colaboración para la supresión definitiva de los derechos cinegéticos sobre todas las especies, que se valoraron entonces en 6.881.000,05 euros, pagaderos en cuatro anualidades (2003 a 2006). El expediente se remitió a la dirección general de Presupuestos para su tramitación que no pudo efectuarse al considerar dicha Dirección General que el expediente no reunía los requisitos legales.
 
Intereses de demora: 870.000 euros
 
En sustitución del convenio de colaboración de gasto plurianual, se suscribieron convenios anuales para la supresión, en cada uno de los años, de parte de los derechos cinegéticos. Así, en 2003 se suprimió la caza del ánsar (indemnización de 1.671.000 euros); en 2004 la del ciervo, el gamo y el jabalí en determinadas modalidades (indemnización de 2.057.000 euros); en 2005 la del jabalí en otras modalidades, aves acuáticas y diversas modalidades de caza menor (indemnización de 2.281.000 euros); y en 2006, el último, la de otras modalidades de caza menor, que, junto con los intereses de demora, obligó al organismo autónomo a pagar una indemnización de 870.000,60 euros.