Menú Portada
Retrasos considerables en los envíos a la AEAT para la recaudación por vía ejecutiva

Parques Nacionales cobró menos cantidad por infracciones de la legalmente establecida

Noviembre 10, 2008

La Ley habilita al organismo autónomo Parques Nacionales (PN), a multar a aquellos que infrinjan la normativa que protege estos entornos naturales. Pero, a juzgar por la documentación que obra en poder de extraconfidencial.com, esta institución no ha sido, al menos en 2005, todo lo eficiente que se le podría exigir.

pq_633_marisma-santona.jpg

El procedimiento sancionador se inicia de oficio o por denuncia, y su resolución, en los Parques Nacionales, corresponde al presidente del organismo autónomo en los casos de infracciones muy graves (multa de 60.101,22 a 300.506,05 euros), al director en infracciones graves (multa de 6.010,13 a 60.101,21 euros), y al director- conservador del Parque en las infracciones menos graves (multa de 601,02 a 6.010,12 euros) y leves (multa de 60,10 a 601,01 euros). La prescripción se fijó en cuatro años para las infracciones muy graves, en un año para las graves, en seis meses para las menos graves y en dos meses para las leves.
En el año 2005 se iniciaron 311 expedientes sancionadores (281 en el conjunto de los Parques Nacionales y 30 en la Reserva de las Marismas de Santoña). De estos expedientes, 3 se calificaron de muy graves, 68 de graves, 98 de menos graves y 142 de leves. Los Parques con más expedientes iniciados fueron los del Teide (99 expedientes) y Doñana (97 expedientes).

Además, el cobro de las multas impuestas es especialmente problemático en el caso de los infractores de nacionalidad extranjera. En estos casos, su recaudación, salvo que se produzca el ingreso voluntario por el infractor, es prácticamente imposible. “Sería conveniente se afirma-, que Parques Nacionales estudiara, en colaboración con las Comunidades Autónomas, la posibilidad de una modificación normativa que, al igual que sucede con las disposiciones sobre infracciones de tráfico, establezcan cautelas en orden a asegurar el cobro de las multas”.
Y por último la guinda: “se observan retrasos considerables en el envío a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), para la recaudación en vía ejecutiva, de los expedientes de infractores que no han satisfecho su deuda en periodo voluntario. El retraso se observa también en el requerimiento a los infractores que, junto con la sanción, están obligados a indemnizar por los daños causados”. Parece que quien hace la Ley hace la trampa.