Menú Portada

Parecía un bombardeo

Mayo 28, 2014

Los rayos y truenos que cayeron en la jornada de ayer por el noreste peninsular, donde se juntaron el hambre, el aire frio en altura, con las ganas de comer, el paso del sistema frontal y que nos dejó un día de primavera muy inestable con todas las letras. Y seguimos con este juego de días alternos, uno bueno y otro malo. Jueves, 29 de mayo y toca mejoría. Por un lado se han desactivado todas las alertas por fuertes tormentas de Aragón, Cataluña y norte de Valencia. Va a seguir lloviendo en todo el extremo norte pero nada tiene que ver con lo de ayer. Cantábrico oriental, alto Ebro, Pirineos y norte de Baleares repiten las precipitaciones desde primeras horas  pero serán de moderadas. Ganarán algo de intensidad los chubascos por la tarde en el noroeste, Galicia.

Y a medida que vayamos dejando la meseta norte se irán cerrando los paraguas, quedaran por el centro muchas nubes medias y altas y una vez superado los montes de Toledo el predominio de mis “huevos fritos”, el sol, será el factor dominante. Hasta el viento de poniente que ayer soplaba con bastante mala idea en las costas de Almería y Granada, se toma cierto respiro. Los alisios no paran de acumular nubes al norte de las Canarias donde no descarte algunas lluvias esporádicas.

También las temperaturas vuelven a ganar los grados que se dejaron en la jornada de ayer por el centro peninsular con un estirón entre 2 y 4 grados, San Clemente en Cuenca, suman hasta 24 de máximas, pero donde la manga corta será imprescindible serán en las costas de Málaga, Estepona, llegarán a la treintena.

Y este juego de un pasito “palante” y otro para atrás del tiempo no ha terminado, porque mayo cerrara sus puertas con algunas sorpresa.  

“Las flores de mayo alegran el ánimo”