Menú Portada

Paolo Vasile le hace la cuarta jugarreta a María Teresa Campos en menos de un mes, Cebrián vigila de cerca las dos operaciones que le quieren apartar del timón de Prisa y Pedro Piqueras se suma a la crisis de Telecinco 

Marzo 3, 2017
vasile2

Paolo Vasile no aguanta un desplante. Eso lo sabe bien María Teresa Campos, que se negó durante más de un mes a colaborar en Sálvame y ahora está sufriendo en carne propia la venganza del italiano. En primer lugar, ¡Qué tiempo tan feliz! vio recortada su duración para dar entrada a Pasapalabra en los fines de semana. Pocos días después, el programa nostálgico se quedó sin su edición de los domingos. Más adelante, el mismo espacio vio recortado su presupuesto y algunos de sus colaboradores, como Jon de Los Supersingles, dejaron el espacio. Y ahora, cuando el programa está en mínimos con menos de dos horas de duración, la cuarta fase de la venganza ha visto la luz: ¡Qué tiempo tan feliz! deja de emitirse en directo en las tardes de los sábados y se grabará en las mañanas del mismo día, hecho que repercute contra la frescura del magazine.

Juan Luis Cebrián, alerta con las dos operaciones que se cuecen para echarlo

Los casi 68 millones de euros que ha presentado Prisa de pérdidas en 2016 van a tener consecuencias directas. Amber Capital, máximo accionista del Grupo, protagonizó la Junta General del pasado viernes al advertir de su enfado por los números de la división radiofónica. Este hecho, unido a que este fondo de inversión no ha aprobado las retribuciones de Cebrián y los directivos, convierten al presidente de Prisa en carne de cañón.

Recuerden que Cebrián se ha embolsado ni más ni menos que 691.472 euros en concepto de retribución variable, por lo cual sus ingresos fueron de 1,76 millones de euros. Las cifras contrastan con los pésimos números del multimedia. José Luis Sainz, consejero delegado del holding y mano derecha de Juan Luis, se embolsó 1,29 millones de euros, sufriendo en conjunto todos los cargos ejecutivos una ligera rebaja del 2,7% pese a que -de un ejercicio a otro-, se han pasado de los beneficios a las sangrantes pérdidas. Pero Cebrián no solo debe temer a Amber Capital, sino que otros de sus accionistas de referencia podrían estar preparando una operación para echarlo por la fuerza.

Pedro Piqueras también sufre la crisis de Telecinco

Antena 3 cerró líder febrero en prime-time pese a tener espacios como Casados a primera vista, que sigue sin enganchar, Pulsaciones, que se desangra semana a semana, y Top Chef, que está viviendo el peor arranque de su historia. En prime-time también está Pedro Piqueras, que a día de hoy sigue presentando el Informativo más seguido de la televisión con 2,5 millones de espectadores y un 15,8% de share.

Pero en comparación con febrero de 2016, Piqueras se desangra: se deja por el camino en tan solo un año 600.000 seguidores diarios y tres puntos de share, números que se suman a que en enero el jefe de Informativos de Mediaset cosechó su peor dato en treinta meses.

La guerra de Javier Cárdenas

TVE acaba de renovar a Javier Cárdenas hasta el final de la temporada. El catalán produce desde enero su Hora Punta a través de su compañía JC Producciones, que relevó a Gestmusic. Pero Cárdenas parece que acabó molesto con la factoría catalana, tal y como ha señalado en su programa radiofónico: “Es curioso, yo decido no trabajar con la productora con la que estaba (Gestmusic) entiendo que no me dan a nivel técnico lo que esperaba, una grúa, una steadycam ¿Había calefacción en plató? No. No querían pagar la calefacción de plató, que son 1500 euros. Las 60 personas que trabajaban en el programa iban con bufanda y era como trabajar en la época de las cavernas”.

Gestmusic se ha defendido en declaraciones a Vertele: “En el plató hacía calor, de hecho, el público se quejaba de la alta temperatura. En el pasillo y el resto de zonas sí que hacía más frío, pero como en cualquier nave industrial que es dónde están los platós. Hace más frío en Tu cara me suena porque es mucho más grande, mientras que para Hora Punta se utiliza el plató de Crónicas Marcianas, más pequeño y calentito, porque por supuesto la calefacción está pagada. El programa tenía un presupuesto de 35.000 euros (en aquellos entonces, ahora son 40.000 euros diarios) y se gastaba en lo que él quería”.

Jorge Higueras