Menú Portada
La iniciativa se conoce en medio de la polémica tras serle revocada una sentencia a un condenado por llamar "zorra" a su mujer

Pajín se gasta más de cuatro millones y medio de euros en anuncios contra la violencia machista

Octubre 9, 2011
pq_922_leirepajin2.jpg

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad que dirige Leire Pajín adjudicó recientemente 4.660.000 euros a la agencia de publicidad Universal McCann para difundir en los medios de comunicación de ámbito nacional las campañas de sensibilización contra la violencia sobre las mujeres.

Sin embargo, parece que en lo que se refiere a los malos tratos a la mujer no todo el mundo rema en la misma dirección. Mientras el ministerio se gasta un dineral en luchar contra esta lacra, el juez Juan Del Olmo salta a la palestra desde Murcia al revocar hace muy pocas fechas una condena por amenazas a un hombre que llamó “zorra” a su mujer y le dijo al hijo de ambos que vería a su madre “en una caja de pino”. El acusado, que había sido condenado en un primer momento a un año de cárcel, sólo tendrá que cumplir ocho días de localización permanente por una falta de amenazas leves.

Durante el juicio, cuya sentencia ha sido ahora revocada desde la Audiencia Provincial de Murcia por el magistrado Del Olmo, instructor de los atentados del 11-M, el acusado admitió haber insultado a su mujer, pero su defensa argumentó que utilizó la palabra zorra para “describir la actitud de un animal que debe actuar con especial precaución”. Para más ´inri´, el acusado tenía antecedentes, ya que fue condenado anteriormente por un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Según el juez Del Olmo, la palabra “zorra” no siempre implica “desprecio o menosprecio a la dignidad de la mujer”, ya que, en su opinión, tiene otras acepciones, como la de “persona astuta”, y no es “expresiva de una posición de dominio o una exigencia de sumisión”.

Así las cosas, mientras la sentencia ha levantado ampollas en distintos círculos y foros de opinión, el ministerio sigue adelante con sus campañas publicitarias contra la violencia de género, pero está claro que, como siempre se ha dicho, la Justicia va por libre.  

Manipulación 

La ministra Pajín, sin embargo, criticó la decisión del magistrado Del Olmo y dijo que “no podemos consentir que un insulto y que una vejación no se consideren como tal, porque detrás de esos mensajes hay siempre más violencia y todavía mucha más cuando quien la ejerce, además, la ha ejercido antes”. Ramón Jáuregui, ministro de Presidencia, afirmó también que no “comprende ni comparte” la decisión judicial.

Por su parte, las asociaciones de jueces han defendido a Del Olmo y han criticado “la manipulación” del contenido de la sentencia en los medios de comunicación, además de indicar que en ningún momento se dice que llamar “zorra” a una mujer no sea un insulto.