Menú Portada
Esta vez el fiscal no se mostró tan condescendiente con la actuación del vicepresidente de la RFEF

Padrón volvió a declarar como imputado por apropiación indebida en el “Caso Federación”

Diciembre 9, 2008

Juan Antonio Padrón Morales y José María Castillón Casasnovas, vicepresidente y administrador general de la Real Federación Española de Fútbol, respectivamente, declararon ayer por espacio de hora y media en el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid en el marco de las diligencias previas relativas a irregularidades detectadas en la RFEF. En el sumario se les imputan delitos de malversación de fondos públicos, administración desleal y apropiación indebida, lo mismo que al presidente de la RFEF, Angel María Villar, y a otros dos directivos más de la Española.

pq__padron-juzgados.jpg

Padrón y Castillón ya han prestado declaración como imputados en dos ocasiones. La primera fue al inicio del auto, allá por 2003, junto con Villar y Borrás. Pero tras recibir el juez José Sierra el informe pericial –ver hemeroteca-, decidió volver a citar a Padrón y Castillón para el día de ayer y al hijo de Padrón, Francisco, así como al máximo responsable de la empresa Estudio 2000 –exclusivista de la firma Puma en España- para mañana, ambos también como imputados.
Por cierto que el juez está seriamente preocupado porque con fecha 2 de septiembre pidió a la empresa Amanecer Latino que hiciera llegar al juzgado toda la documentación de su contabilidad de los años en investigación y a fecha de hoy todavía no la ha recibido, lo que podría llevar a aplazar la declaración de los dos imputados de mañana para nueva fecha, pero con alguna sanción por parte del juez.

Padrón, el hombre de confianza de Villar

Juan Antonio Padrón, el hombre de confianza de Villar durante los 20 años que lleva al frente de la RFEF, declaró en primer lugar durante una hora, y después le tocó el turno a Castillón, que lo hizo durante unos 40 minutos. Ambos, con el ceño fruncido, se negaron a atender a los medios de comunicación. Sus razones tendrían. Los rumores interesados que apuntaban a que la fiscalía estaba por la labor de proponer el archivo de las actuaciones no se vieron reflejados en la actuación del fiscal durante la toma de estas declaraciones, presumiblemente dada la envergadura del informe pericial.
Así, Javier Tebas, abogado de la acusación particular, narró que en esta ocasión los imputados no se negaron a responder a sus preguntas como hicieron en la ocasión precedente, pero señaló que “Padrón contestó a mis preguntas de forma un poco impertinente y en general con evasivas“. Tebas aclaró que Villar no ha sido citado de nuevo no porque sobre él no siga pesando la imputación de los tres delitos, sino porque la denuncia tiene varias ramificaciones y en la presente, la del cobro de comisiones ilegales, no está implicado: “Estamos en la investigación del tema de Puma, del origen de unos fondos que han sido ingresados en las cuentas de sociedades del señor Padrón y Castillón y el jueves seguirán los interrogatorios y veremos qué conclusión sacamos. No quiero anticipar nada“.
Por si no recuerdan el tema, la imputación viene por el contrato de la RFEF con la firma Puma a través de la empresa Estudio 2000. Dicha empresa compró la exclusiva de vender material deportivo a las federaciones territoriales. El problema surgió cuando una territorial descubrió que los precios de esta empresa eran un 40% más caros que en las tiendas. Se tiró de la manta y se llegó a que Espacio 2000 pagó en tres años más de 150 millones de pesetas a Amanecer Latino por campañas publicitarias. Pero Amanecer Latino no tenía ni tiene medios para realizar esas campañas y además ante Hacienda esos eran sus únicos ingresos. Se tira de la manta y se descubre que Amanecer Latino es propiedad de Francisco Padrón, hijo del vicepresidente de la RFEF. Mañana deben declarar Vicente Bernardo Vico –propietario de Espacio 2000- y Francisco Padrón García –dueño de Amanecer Latino- como imputados.
El juez, que lleva cinco años con la instrucción, parece ya un poco mosca por las dilaciones en la entrega de las documentaciones solicitadas. Ni Amanecer Latino ni Estudio 2000 han hecho llegar la documentación solicitada. Y también la RFEF demora todo lo que puede lo que se le pide.

Denuncia aún no cuantificada

Javier Tebas comentó a las puertas del juzgado que la denuncia no está aún cuantificada porque se trata de muchas actuaciones irregulares. Los imputados, ante el juez, no han aclarado nada y se limitan a decir que los ingresos en sus cuentas sin que se precise el concepto corresponden a sus negocios, que no lo pueden precisar. Ingresos millonarios que no se sabe de dónde vienen parece poco creíble que no se recuerde el origen. “Estamos en un procedimiento penal y cada uno puede contestar lo oportuno. Son cuantías que se podrían justificar o dar indicios de dónde proceden y no se están justificando“, añadió Tebas.
Tebas añadió que la demora en el proceso le fue atribuida a él mismo por la parte federativa, pero como ayer sostenía, “estas pruebas las pedí hace dos años y se van a tener que practicar otras que pedí y en su momento el juez no lo consideró. Acreditar desde fuera ingresos o actitudes punibles de los dirigentes de la RFEF es muy complicado, porque el acceso a los documentos es difícil. Porque además hay voluntad de poca colaboración desde la Federación. Ya he dicho muchas veces que la Federación está en manos de personas que no deberían seguir un minuto más, otra cosa es que el fútbol que está secuestrado se dé cuenta. Creo que se da cuenta, pero no encuentran la fórmula de decirlo“.

Las elecciones de la RFEF, de la Audiencia Nacional al TSJM

Javier Tebas aprovechó su comparecencia ante los medios para referirse a otro juicio en el que está implicada la RFEF: las elecciones presidenciales del pasado 24 de noviembre. Ahora resulta que la Audiencia Nacional se ha declarado incompetente para ver el asunto y lo ha derivado al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). De ahí que aún no haya habido ningún pronunciamiento.
En tal sentido Javier Tebas dijo que “es curioso que la Junta de Garantías Electorales, compuesta por abogados de reconocido prestigio, nos mande a impugnar a un órgano que no es el competente. Esperemos que no haya sido hecho con conciencia. Porque lo que está claro es que las elecciones se van a repetir y eso lo saben hasta ellos mismos, pero, por una cuestión de política deportiva con la que no coincido, el Consejo Superior de Deportes quería que hubiese presidente en la línea que ha habido, sí o sí. No sé cuándo, pero las elecciones tendrán que celebrarse de nuevo”. Pues eso.