Menú Portada

Paco Jémez se ofrece para seguir en Segunda con el Rayo pero no cierra ninguna puerta

Mayo 12, 2016
paco-jemez

En una comparecencia ante los medios anunciada por sorpresa y sin conocimiento del Rayo Vallecano, Paco Jémez reveló una reunión mantenida con los dirigentes de la entidad madrileña el pasado lunes en la que ofreció su disponibilidad para continuar en el banquillo de Vallecas la próxima temporada, ya sea en Primera o en Segunda. Fue, no obstante, una declaración de amor a medias, porque el técnico huyó de un compromiso definitivo: “Esto no quiere decir que me vaya a quedar, pero sí que vamos a hablar a final de temporada”. Vamos, lo previsible.

Evidencia de su afán de protagonismo para unos y declaración de intenciones para otros, lo cierto es que la rueda de prensa únicamente sirvió para desmentir algunas informaciones relativas a posibles contactos con otros equipos. Jémez hizo hincapié en que, si se queda, debería tener garantías de un proyecto ambicioso. De alguna manera, guarda su espalda ante una eventual salida.

El descenso está cerca

Seamos realistas: es muy complicado que nos salvemos”. Esta es la frase más repetida por el entrenador y los jugadores del Rayo Vallecano tras caer en Anoeta ante la Real Sociedad en la penúltima jornada de Liga. Expresaron ese pesimismo ante los medios de comunicación y fueron aún más contundentes de puertas para dentro: lo ven negro, muy negro.

El Rayo recibe el próximo domingo (estadio de Vallecas, 19:30 horas) al Levante, un equipo ya descendido que apeó de la lucha por la Liga al flamante finalista de Champions. El conjunto franjirrojo debe ganar y esperar que Getafe y Sporting no lo hagan. Aunque se cuenta con la primera premisa, no hay mucha esperanza en que sus dos rivales directos pinchen. Se podría consumar, de esta manera, el descenso del histórico club madrileño después de cinco temporadas consecutivas (contando con esta que termina) en la máxima categoría del fútbol patrio.

El estilo Jémez ha dado buenos resultados… hasta ahora

Paco Jémez, desde su llegada al Rayo ahora hace cuatro temporadas, ha hecho gala de un indudable gusto por el balón, de un estilo valiente y ofensivo hasta sus últimas consecuencias, casi todas ellas en forma de goleadas en contra. El conjunto madrileño ha recibido una cantidad considerable de goles por pérdidas en la zona defensiva, casi todas ellas debidas a una enfermiza obsesión por sacar el balón jugado desde abajo. Sin embargo, ha existido una evolución en los últimos años y ya no es tan raro ver un pelotazo si el equipo contrario presiona con cierta intensidad.

El técnico canario, con esa vitola de hombre fiel a sus principios y con carácter para que sus pupilos acaten sus normas, se ha convertido en el principal referente de un equipo para el que la permanencia era casi más que un título. Como suele ocurrir con las personas con identidad propia en su trabajo, Jémez no ha dejado indiferente a nadie, diferenciándose dos vertientes: la primera, la de la mayor parte de aficionados al Rayo, se agarra a los resultados -paradójicamente- para dar validez a su temeraria idea de juego. La segunda le reprocha cierto egoísmo, ya que a veces parece mostrarse más preocupado por su imagen que por la marcha del equipo. En honor a la verdad, tienen más razón los primeros que los segundos, ya que esta es la primera campaña con Jémez como entrenador en la que el Rayo va a sufrir hasta la última jornada. Pero los de la segunda vertiente están seguros de que si el equipo baja, el técnico canario no sufrirá el desaliento del regreso a Segunda. Y pueden estar en lo cierto.

Deportivo, Celta y Valencia, opciones para Jémez

No es nuevo. La renovación de Paco Jémez ha venido siendo una suerte de culebrón durante los últimos años. El propio entrenador ha reconocido en varias ocasiones que su ciclo en el equipo madrileño estaba cercano a su fin y siempre se ha mostrado altamente receptivo cuando le han hablado del supuesto interés de otras entidades, en especial de escuadras potentes como Barcelona o incluso Real Madrid. La rueda de prensa de este miércoles tampoco sirvió para cerrar ninguna puerta.

La realidad es que aún es pronto para que dé el salto directamente a uno de los dos transatlánticos de la Liga española. Jémez tendrá que dar otro paso antes a un equipo de la zona media-alta de la tabla. Desde luego, novias no le van a faltar. Ya sea en nuestro país o en el extranjero.

El Valencia es uno de los equipos que más ha sido relacionado con el metódico entrenador. Su temporada no ha sido buena y Ayestarán, aunque quiere continuar a toda costa en el banquillo che, en principio va a ser una solución temporal. El leitmotiv de la comparecencia de Jémez fue negar que hubiese mantenido un encuentro con el propietario del club del Turia, Peter Lim.

Otro de los conjuntos que se ha postulado últimamente con el todavía técnico del Rayo es el Deportivo. Víctor Sánchez del Amo comenzó con muy buen pie la temporada pero terminó desinflándose y los dirigentes coruñeses podrían buscar dar un salto de calidad para acercarse así a su vecino. Precisamente el Celta de Vigo es la otra opción que se le presenta a Jémez, aunque esta se antoja más complicada, toda vez que la clasificación para la Europa League ha sido celebrada con honores hacia Berizzo. No tendría por qué haber un cambio en el banquillo de Balaídos en estos momentos.

Si ninguna de esas opciones fructificase, no sería descabellado que Paco Jémez acabara en una liga extranjera como la Premier. En Inglaterra han tomado buena nota de su estilo y desde hace tiempo están interesados en evolucionar su fútbol hacia algo menos rudimentario. De todos modos, la idea principal del canario sería permanecer en España. En Vallecas rezan porque sea en el Rayo.

Felipe de Luis Manero

@felipedeluis99