Menú Portada
Hace algunos años que Borja Thyssen llamó "papá" a Manolo Segura en esta discoteca

Pachá celebró su 40 aniversario por todo lo alto

Junio 20, 2008

El pasado martes se celebró en Ibiza una fiesta para conmemorar el cuarenta aniversario de la discoteca Pachá, con la presentación de un libro editado por Planeta.

pq_549_pacha.jpg

La nostalgia se transformó celebración el pasado martes en una Ibiza que empieza a recibir a los primeros turistas del verano en busca de sol, sexo y calas soñadas. La editorial Planeta, con Mónica Gallardo y Verónica Arenas como cabezas visibles, junto a los directivos de la discoteca Pachá organizaron un fiestón para conmemorar el cuarenta aniversario de una de las discotecas más famosas del mundo. Parece ayer cuando Ricardo y Piti Urgell se embarcaron en un negocio que dio sus primeros pasos en Sitges y que, en la actualidad, está a punto de conquistar Bucarest, Brasil y Moscú. Para recorrer tantos años de éxito consecutivo se presentó un impresionante libro (de más de cuatro quilos de peso) plagado de instantáneas imposibles y recuerdos que permanecerán grabados en las memorias de los noctámbulos.
 
Una fiesta, celebrada en uno de los salones del Hotel Pachá, en la que no faltaron los míticos relaciones públicas de la discoteca –unos personajes extrapolados de la fantasía-; actrices como Carola Beleztana, una de las causantes de la esperadísima transformación de la fea de “Yo soy Bea” o Marieta Orozco, protagonista inolvidable de la película “Barrio” de Fernando León. Tampoco quisieron perderse tamaño acontecimiento decenas de originales personajes que no sólo sorprendieron por sus atuendos, sino por una frescura y naturalidad no exenta de comentarios. Pese a que se echó en falta más rostros conocidos (Ana Obregón y Fonsi Nieto sonaban como principales reclamos) que apoyaran el acto, lo cierto es que era casi innecesario, pues Pachá se ha convertido en una prolongación de la isla blanca. Resulta imposible desligar a Ibiza de tan concurrido lugar. Entre las paredes del recinto han nacido explosivos romances, achuchones de media noche, y reencuentros afrodisíacos. Recuerdan los que vivieron aquella época, que Pachá Ibiza sirvió para que Borja Thyssen llamara “papá”, por primera vez, a un Manolo Segura que acerca posturas con la viuda de Heini Thyssen, pese a las negaciones insistentes y algo inoportunas de la mujer del publicista.
 
Por Saúl Ortiz