Menú Portada
Si no soluciona problemas creados por Calderón, los compromisarios le dirán "no" a todas las propuestas

Otro error de Vicente Boluda: convoca asamblea sin solucionar la impugnación de los socios

Febrero 3, 2009

Vicente Boluda, presidente accidental del Real Madrid, pude pasar a la historia por ser el hombre que pacificó al club tras el mayor escándalo de su historia, o por ser quien lo dejo sumido en un caos de ingobernabilidad. Convocada la asamblea para el 29 de marzo con la idea de volver a presentar cuentas, presupuestos y nombramientos, Boluda no ha dado el paso de anular primero los acuerdos de la del final de año, que mientras no lo diga un juez, tiene todos sus puntos acordados. Boluda puede conseguir que no se le apruebe nada, aunque eso implicaría que ni tan siquiera se puedan convocar elecciones.

pq_693_vb.jpg

Ramón Calderón decía agobiado por sus socios que iba a pasar a la historia como el presidente del Real Madrid que no fichó a Kaká. Luego rizó el rizo y logró pasar como el presidente que hizo trampas en una asamblea. Otro ya lo hicieron con anterioridad pero nadie le pilló. Ahora, su accidental sucesor Vicente Boluda pretende pasar a la historia del club como el presidente que dirigió una transición moderada sin provocar un cisma en la entidad. Pero de momento lo que está consiguiendo es justo lo contrario.
Boluda ha convocado asamblea para el 29 de marzo. En el comunicado del Real Madrid se habla de asamblea, sin más, sin dar a conocer los puntos de la orden del día, aunque se haya querido trasladar a la opinión pública que serán los mismos que tuvo la del 7 de diciembre. Mal empezamos. Y peor seguimos cuando en la fecha del 29 de marzo no juega el Real Madrid al ser jornada reservada a la selección nacional, que casualmente juega en el Bernabéu ante Turquía. O sea, trastornos para los compromisarios que no sean de la capital, que se deberán trasladar en un día que no juega su equipo.
Pero pasando por alto estas cuestiones, lo ciertamente preocupante es que las impugnaciones presentadas contra la anterior asamblea siguen su curso legal y una de ellas ya tiene fijada fecha de vista para adoptar medidas cautelares el 16 de marzo. La segunda demanda aún no tiene fecha, por lo que parece lógico que ambas se unan en el Juzgado 20. Boluda, que repite la asamblea porque sabe de la adulteración de la anterior, podría ahorra tiempo y bochorno a la entidad sencillamente presentándose ante el juez, admitiendo la vulneración de la legalidad que se produjo el 7D, y dando por cerrado aquel capítulo tragicómico de la historia del club. No lo ha hecho, al parecer, aconsejado por miembros de la junta y por algunos altos ejecutivos del Real Madrid. “Sostenella y no enmendalla”.

Modificación de estatutos

Y en espera de que se dé a conocer el orden del día de la asamblea, hay varias dudas entre la oposición que se querrían resolver de manera pacífica. Por ejemplo, la modificación de estatutos en el tema del voto por correo. Hasta el momento no ha sido convocada la asamblea extraordinaria, aunque se espera que se haga pública al mismo tiempo que la ordinaria. De no hacerse así, resultará que para la celebración de las elecciones sólo puede haber dos casuísticas: que no haya voto por correo o que se convoque a posteriori la asamblea de modificación. Lo primero, intolerable; lo segundo, una negligencia más de Boluda porque ello sólo supondrá retrasar al máximo los comicios.
Claro, que ese parece el único interés de la junta, no permitir bajo ningún concepto votar antes del 7 de julio, para así ser los actuales directivos los que cierren las cuentas del actual ejercicio. No tendrán aprobadas las del anterior y la máxima preocupación son las venideras. O el señor Boluda está pecando de bisoñez o algo peor.
Pero hay otros dos puntos de la orden del día que crearán problemas. El segundo será la propuesta de miembros para la junta electoral y para la comisión disciplinaria. Ya les adelantamos que si los propuestos son los mismos del 7D, no serán aprobados de modo alguno. La razón es que todos los propuestos son hombres fieles a Calderón y el nombramiento es para muchos años. Si Boluda quiere paz tendrá que proponer una lista consensuada.
Y si lo hace, igual, de paso soluciona el primer problema que les decíamos: la ratificación del propio Boluda como presidente. Es bien sencillo: la presidencia hasta julio a cambio de una junta electoral y una comisión de disciplina independientes. Y lo de las cuentas y el presupuesto, a quien Dios se la dé…