Menú Portada
Villar, que esperaba el triunfo del PP para negociar la orden ministerial, ha perdido otra batalla

Otra semana decisiva en el futuro del fútbol español, con las cuentas que no salen

Marzo 9, 2008

El Partido Popular no gobernará los próximos cuatro años, lo que para los deseos del presidente de la Federación Española de Fútbol, Angel María Villar, no es una buena noticia. La posibilidad de que un gobierno de otro color hubiese anulado la orden ministerial que convoca las elecciones federativas, ya no existe. En consecuencia, desde hoy, desde el Consejo Superior de Deportes (CSD), no llegarán felicitaciones, precisamente.

pq_471_JaimeLissavetzky.jpg

El CSD recibió la pasada semana la denuncia e impugnación por parte de varias federaciones territoriales con relación a la asamblea de la RFEF del lunes 3 de marzo. Pasados a los servicios jurídicos, fueron remitidos al Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) y a la Junta de Garantías Electorales (JGE), que serán los órganos de instrucción que tendrán que actuar.
El CSD no ha recibido el acta de la asamblea y por tanto no tienen conocimiento oficial de los acuerdos. Tampoco le han sido remitidos por la RFEF los nuevos estatutos para que sean aprobados o no, y por tanto nada de lo aprobado por la asamblea tiene validez de momento –no lo tendrá nunca, obviamente-, pero al mismo tiempo no se puede actuar por los comités disciplinarios hasta tener pruebas. El CEDD citará a Angel Villar y abrirá expediente, dándole audiencia y siguiendo todos los pasos que marca la ley. Al tiempo, la JGE abrirá diligencias y ante el incumplimiento de la orden ministerial tendrá que intervenir, posiblemente adoptando medidas que pueden llegar hasta la convocatoria por parte de la propia JGE.
Al mismo tiempo, las medidas judiciales solicitadas por la oposición podrían avanzar. Una de las novedades es que se ha pedido al juzgado de primera instancia es que soliciten a la RFEF el acta de la asamblea, porque ello acelerará todos los pasos.

Las cuentas, incalificables

Les avanzábamos la semana pasada que hoy les íbamos a desmenuzar las cuentas de la RFEF. Van a tener que esperar porque son mucho más confusas de lo que esperábamos y las irregularidades saltan página a página. Sueldos de directivos, asentamientos de ventas de propiedades, no inclusión de sentencias, adelanto de subvenciones en forma de préstamos sin interés a federaciones territoriales amigas… demasiadas cosas para resumir alegremente en un artículo rápido. Por favor, esperen un par de días.