Menú Portada
A menos de un mes para los comicios municipales del 24-M

Otra licitación “in extremis” de Ana Botella: 5 millones de euros para la reforma, reparación, conservación y demolición de edificios patrimoniales

Mayo 17, 2015

Las ofertas serán abiertas el próximo 10 de junio, momento en el cual todavía no habrá entrado en servicio la nueva Corporación Municipal y condiciona de nuevo el mandato de quién la sustituya
La mujer de José María Aznar, rodeada de su marido, su mentor, Alberto Ruiz Gallardón, ex ministro de Justicia y desaparecido hasta ese momento, y Soraya Sáenz de Santamaría, vice presidenta del Gobierno, se despide como alcaldesa atacando a Esperanza Aguirre. La favorita para ganar las próximas elecciones municipales, pone en evidencia los gastos superfluos de Ana Botella, como la sede del Ayuntamiento en el Palacio de Cibeles y las bajadas de impuestos, realizadas tras una caída drástica de los servicios que reciben los ciudadanos madrileños


Ana Botella se ha despedido como alcaldesa de Madrid en una Legislatura con mucha “pena” y poca “gloría” y tan sólo junto a sus allegados más cercanos, su marido José María Aznar, quien la puso en el cargo, Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia y desaparecido hasta ese momento, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que últimamente está en todas las intrigas. En su adiós no dudo en volver a arremeter contra la candidata de su propio partido, y máxima favorita en las encuestas para convertirse en la nueva edil de la capital, Esperanza Aguirre.

En una defensa a ultranza de puntos importantes que han marcado su mala gestión en el Ayuntamiento, ha lamentado “mudanzas gratuitas” por el anuncio de Esperanza Aguirre de dejar la ostentosa sede del consistorio madrileño en Cibeles, símbolo de la opulencia de su antecesor Alberto Ruiz Gallardón que continúo Ana Botella, o ha señalado que ha sido ella la que ha bajado los impuestos a los madrileños, atacando  una de las líneas clave del programa dela candidata del PP el próximo 24M. Los ciudadanos no tienen que “esperar a futuras administraciones para ver aliviada su carga fiscal; los impuestos no tienen que esperar, esta Corporación ya los bajado“, ha declarado Ana Botella. Lo que no ha puntualizado la actual alcaldesa es que la bajada mínima de impuestos, que se notará ligeramente este año, viene precedida de un descenso mucho mayor en la prestación de servicios (limpieza, basura, mantenimiento de las calles…) con lo que realmente lo que los madrileños han sufrido es una subida real de impuestos. Eso sí, lo que vuelve a dejar de herencia a quien la suceda son partidas millonarias de gasto.

Contratos millonarios que condicionarán a su sucesor

Ana Botella, en las últimas fechas, se ha apresurado a firmar toda una serie de contratos millonarios.Ya lo ha hecho por ejemplo con la adjudicación de Cursos de Formación que se impartirán en los próximos 48 meses; es decir, ¡toda la próxima Legislatura! Tal y como informó Extraconfidencial.com este contrato de 2 millones de euros se resolverá en la primera semana del mes de junio, apenas dos semanas después de las elecciones y en la transición entre la elección del nuevo regidor madrileño.

De nuevo el anuncio se produce días antes del arranque de la campaña electoral y las ofertas serán abiertas el próximo 10 de junio, momento en el cual habrá un alcalde o alcaldesa electo, pero todavía no habrá entrado en servicio la nueva Corporación Municipal. Con ello los miembros salientes designarán un contrato que, sin comerlo ni beberlo, lo heredarán los que gobernarán los próximos años, legitimados por las urnas. Y es que en esto de la política, a veces, parece que priman más los lucros que la implementación de un servicio de calidad para el ciudadano.

Demoliciones y averías urgentes

El contrato regirá conceptos tan importantes para el consistorio madrileño como las obras de demolición que son aquellas“que tengan por objeto el derribo o la destrucción, total o parcial, de un bien inmueble, incluyendo, entre otros, los siguientes trabajos: demolición y derribo de edificios y otras estructuras, limpieza de escombros, los trabajos de movimiento de tierras: excavación, rellenado y nivelación de emplazamientos de obras, excavación de zanjas, despeje de rocas, voladuras, etc., y drenaje de emplazamientos de obras”.

Así también el Convenio regirá la reparación de averías urgentes o“daños que impiden el funcionamiento de un aparato o instalación y son actuaciones urgentes aquellas que están condicionadas por una intervención rápida, respondiendo a una necesidad inaplazable o razones de interés público”.Por lo menos en este caso, Ana Botella ha tenido el detalle de “sólo” contratar por 12 meses, tras dejar regalos envenenados de alquiler de coches y cursos por más de 4 años. Unos gastan y otros pagan.