Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Otra de las grandes mentiras de Podemos se derrumba: España, a la cola de los países desarrollados en el número de emigrantes

Marzo 30, 2017
pablo iglesias UE

“Éxodo, generación perdida, los más preparados dejan nuestro país para buscar oportunidades”. Estos y muchos más titulares han jalonado mítines y declaraciones de organizaciones sociales y políticas, especialmente desde las filas de Podemos. La formación que lidera Pablo Iglesias, es especialmente reiterativa con este argumento, pero manipulando de forma sesgada datos estadísticos y, llanamente, mintiendo.

Tal y como pueden ver en el siguiente gráfico publicado por la revista Forbes y basado en datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), España está lejos de liderar la estadística de emigración entre los países desarrollados, sino que está a la cola de esta. No sólo está por debajo de países conocidos por sus altas tasas de trabajadores fuera de sus fronteras como Irlanda, Portugal o Polonia -otros países desarrollados que muchas veces sirven de ejemplo-, también la superan con creces. Mientras que sólo el 2% de los españoles viven en el extranjero, sí residen fuera de sus naciones de origen el 2,6% de los franceses, el 3,2% de los suecos, el 4,5% de los belgas y alemanes, el 5,5% de los austriacos, el 6,8% de los británicos o el 12,1% de los luxemburgueses.

 OCDE Emigracion

Usando las estadísticas de forma torticera

Entonces, ¿es todo mentira? En buena parte sí. Lo único de verdad es que ha crecido el número de nacionales que viven fuera, pero esto coincide con una tendencia global, crece la libertad de movimiento entre las personas -algo que no se menciona nunca-, y lo más importante, es que se manipulan datos estadísticos para exagerar este efecto.

El principal factor que explica este teórico incremento de nacionales fuera es que la gran mayoría son “españoles de pasaporte”; es decir, inmigrantes que obtuvieron la doble nacionalidad en España y regresaron después a sus países. Entre 2009 y 2016 el número de ciudadanos con pasaporte español que vive fuera ha aumentado en un 56%, pero los nacidos en España son solo un 21% más, según datos oficiales del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE). Y aun así son datos exagerados, porque de ese 21% una buena parte son, aunque nacidos en España, hijos de estos inmigrantes.

Un ejemplo de los más claros es Ecuador. De los 11.782 nuevos españoles que se inscribieron en los registros consulares de este país sudamericano en 2015, 8.820 no nacieron en España, lo que representa el 74,9%, pero es que de los nacidos aquí que se han ido al país sudamericano en ese año (2.962) son, en su mayor parte, hijos de estos inmigrantes.

Mentira tras mentira

La segunda gran mentira es que buena parte de estos españoles en el extranjero son un efecto de la nacionalización de extranjeros, consecuencia en su mayoría de la Ley de Memoria Histórica, aprobada en diciembre de 2007 bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. Esta norma permitió acceder a la nacionalidad española a los hijos de emigrantes y exiliados sin la necesidad de que sus padres hubieran nacido en España, como se requería hasta entonces. Uno de los ejemplos más llamativos lo encontramos en Argentina, donde 20.885 españoles de los 22.512 que se inscribieron en 2015 nacieron en ese país sudamericano.

El resultado es que la verdadera emigración que en apariencia se dispara por el aumento importante en porcentaje, porque apenas había españoles fuera, pero que en el número absoluto refleja unas cifras muy pequeñas. En Reino Unido, por ejemplo, paradigma de la emigración española, viven un 77% más de españoles de los que lo hacían en 2009, 102.498 españoles, es tres veces inferior a los 297.229 británicos que viven en España. En Alemania, otro de los paradigmas del éxodo masivo de los jóvenes, el incremento es del 35%. Pero la cifra, 139.555 españoles, es casi idéntica a los 138.700 alemanes que residen en nuestro territorio.

Datos que destapan la verdadera realidad de la emigración de los españoles, aunque se empeñen en Podemos, que parecen seguir la máxima del jerarca nazi Göbbles: “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”.