Menú Portada

Once distritos de Madrid realizan paros parciales en Correos ante la falta de personal en verano: “No reponen trabajadores en las vacaciones y nos trasladan la responsabilidad de un mal servicio”. Otro éxito de Juan Cuesta Nuin

Julio 18, 2017
paros correos

El 12 de julio no era un día cualquiera para las empresas de reparto de paquetería en España. Un día antes, el 11 de julio, Amazon cerraba el “prime day” de este año, 30 horas especiales de ventas que superó con creces las cifras de otros días señalados para ventas como el Black Friday o el Cyber Monday. Los primeros datos hablan de un 60% más de ventas que en 2016, con algunos números mareantes en España: un 76% más de cámaras y accesorios fotográficos, más de 15.000 auriculares y 64.000 juguetes. Cifras espectaculares que confirman el crecimiento del comercio electrónico y que llevó a que Compañías de Logística a reforzar más su personal que ya de por sí está en continuo crecimiento en los últimos años. Todas menos una. La mayor de todas, la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos S.A, presidida por Juan Cuesta Nuin, se empeña en todo lo contrario: en recortar plantilla y llevar a sus trabajadores al límite.

“De las 22 plazas de nuestro distrito ya tenemos dos menos desde principio del año. En julio no nos han mandado nadie de refuerzo y tenemos personas de vacaciones, en agosto estaremos al 40% de capacidad”, nos declara un trabajador de un Distrito madrileño. Hace años que la contratación de personal en el periodo de vacaciones está bajo mínimos. La situación es global, pero especialmente grave en las grandes ciudades. Esto ha llevado a que el día 12 de julio, trabajadores de 11 Distritos de Madrid realizaron huelgas y paros parciales para poner en conocimiento la situación precaria de Correos que perjudica a todos los ciudadanos. Y la “plaga” se extiende por toda España.

Discriminación que perjudica al consumidor

Correos aceptó repartir paquetes de Amazon, una sobrecarga de trabajo que deja muy poco dinero por envío a pesar de que cada vez hay menos plantilla para hacerlo frente”, nos indica este trabajador. Y no sólo es Amazon, nos señala: “También ha llegado a acuerdos con la empresa china Aliexpress para que tengan en muchos casos un trato preferencial. El resultado es que en Barajas no pueden sacar a tiempo el reparto todos los paquetes recibidos”.

La solución que realiza Correos para que su imagen no se deteriore es discriminar envíos. “Para cumplir los tiempos con Amazon, se almacenan muchos envíos en las oficinas. La prioridad es su reparto a un nivel parecido a multas y notificaciones de Hacienda”.

Este deterioro del servicio público ha llevado a que muchos de los huelguistas se hayan dirigido a las Juntas Municipales de sus barrios para trasladar a las autoridades municipales la situación de deterioro del servicio que padecen los vecinos, pidiendo apoyo y que continúen presionando a Correos para que ponga fin a esta situación mediante la recuperación del empleo perdido en los últimos años. Los recortes afectan a todos los niveles: reparto a pie, reparto motorizado, grandes centros e incluso atención al cliente.

El principal problema reside en que, los cuatro sindicatos mayoritarios en la empresa presidida por Juan Cuesta NuinUnión General de Trabajadores (UGT), Comisiones Obreras (CCOO), Sindicato Libre y Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF)-, firmaron con la empresa un acuerdo de coberturas que, según muchos trabajadores, es un completo fracaso tan sólo 12 meses después de su rúbrica. “Lo que está sucediendo en verano se puede quedar en nada en Navidad. Es matemática pura: menos trabajadores y más paquetes e incompatible”. Esta es la realidad para casi todos los trabajadores menos para su presidente, Juan Cuesta Nuin que suspende también en matemáticas. ¿Qué intereses ocultos existen? Se los contaremos.