Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Oblak se saca la espina de Milán: Ya ha parado esta temporada dos penaltis por su lado débil, el izquierdo

Noviembre 30, 2016
oblak

El 28 de mayo de 2016 fue un día aciago para los atléticos. La segunda derrota en tres años en una final de la Champions esta vez vino desde el punto de penalti. Quizá fue el desenlace más cruel que se podía imaginar. Aunque el jugador que falló el lanzamiento determinante fue Juanfran, hubo otro hombre que muchos señalaron en silencio: Jan Oblak. El esloveno vio impotente cómo todos los jugadores del Real Madrid le tiraban a su lado izquierdo. Le habían estudiado y sabían que era su costado más débil. El cancerbero nunca se lanzó con fe e incluso en dos ocasiones se quedó de pie. Ahí empezó a forjar una leyenda negra que él mismo está desterrando a base de paradas en la presente temporada.

Trabajo para mejorar desde los once metros

Todos los porteros -hasta los profesionales- tienen un lado ‘malo’. Es el sitio hacia donde se tiran con menos agilidad y potencia, en ocasiones hasta con menos técnica. Se supone que un portero diestro siempre se tirará mejor hacia la derecha y viceversa, aunque esto no es una regla científica. El caso es que el flanco más débil de Oblak era -ahora ya no está tan claro- el izquierdo. Por ello ningún jugador del Real Madrid quiso arriesgar en la tanda de penales de la pasada final de la Champions. Es realmente injusto juzgar a un portero por las tandas de penaltis (Casillas, un especialista, tuvo tandas en las que no paró ninguno), pero muchos lo hicieron y tomaron al esloveno como un bluf en ese ámbito. Se equivocaron.

Y ha sido el propio Oblak el que se ha encargado de mostrar a sus críticos su error. En lo que llevamos de temporada el joven arquero (23 años) ya ha parado dos penas máximas y las dos por su lado izquierdo. La primera parada se la hizo a Andrés Guardado, del PSV, en la misma competición que le vio caer hace tan sólo unos meses (la Champions). La segunda llegó el pasado domingo cuando realizó una intervención de mérito al lanzamiento de Roberto Torres, de Osasuna. Ambos por su lado izquierdo. El meta ha terminado sacando partido a su defecto: sabe que los lanzadores buscarán su lado izquierdo pensando que continúa siendo su flanco débil.

El portero rojiblanco ha trabajado duro para mejorar esa faceta. No lo ha hecho solo. Le ha guiado en esta tarea uno de los grandes desconocidos del cuerpo técnico del Atlético de Madrid: Pablo Vercellone. El argentino, más en la sombra que el ‘Profe’ Ortega o Burgos está siendo uno de los artífices de las buenas temporadas que vienen haciendo los guardametas del cuadro colchonero.

Ocho de cuatro penaltis parados con el Atlético

Tandas aparte, las estadísticas de Oblak en los penaltis son realmente positivas. En el Atlético, con los dos de esta campaña, ya lleva cuatro lanzamientos detenidos de ocho que le han lanzado. Es un porcentaje realmente alto para un portero. Antes que Ha guardado y a Roberto Torres, el esloveno ya había parado un penalti a Messi -aunque la jugada terminó en gol- y a Müller (del Bayern de Múnich). Los que sí que han conseguido marcarle durante un partido han sido Willian José y Vela (en el mismo choque), Cristiano Ronaldo y Paco Alcácer (en su etapa en el Valencia).

Sea como fuere, el rendimiento de Oblak (Zamora la temporada pasada) está siendo un factor clave para los buenos resultados del Atlético. El portero es uno de los pilares del ‘Cholo’ y tiene contrato con la entidad colchonera hasta el año 2021.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99