Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Oblak se reivindica desde los once metros: desde la final de Milán ha parado 4 penaltis

Septiembre 22, 2017

El meta esloveno está siendo un auténtico seguro de vida para el Atlético

oblak penalti

Me criticaron por los penaltis de Milán pero nadie sabe lo que es estar ahí”. Fueron las palabras de un dolido Jan Oblak tras detener una pena máxima a Andrés Guardado (en ese momento en el PSV), en el que fue el primer penalti que le tiraron desde la fatídica tanda ante el Real Madrid. Desde ese momento, la cosa le ha ido bastante bien: 6 lanzamientos y 3 paradas. De hecho, las intervenciones del esloveno han llegado de manera consecutiva: Oblak, desde la final de Milán, ha parado penaltis -además de a Guardado- a Roberto Torres (Osasuna), Jonathan Viera (Las Palmas) y Aduriz (Athletic). Estos dos últimos en esta misma campaña.

Esto demuestra que no se pueden sacar conclusiones después de una tanda. El mismo Casillas -considerado experto en estas lides durante años- alternaba tandas donde paraba varios, con tandas donde no atajaba ni uno. Oblak, consciente de lo aleatorio de la cuestión, zanjó después del partido ante el Athletic: “Lo de los penaltis es un poco raro, la gente habla por un partido. Es una lotería, a veces se paran y a veces no”.

El guardameta fue injustamente criticado tras la final de la Champions de la temporada 2015-16. El Real Madrid marcó todas sus penas máximas, arriesgando muy poco y eligiendo el flanco izquierdo del meta esloveno. “Yo intenté aguantar el máximo tiempo posible y luego tirarme”. Esa fue la táctica elegida por Oblak en Milán.

En esa ocasión no salió bien, pero en general sus estrategias sí que han funcionado. En total, con la zamarra del Atlético de Madrid, el cancerbero ha parado 6 penaltis de 10, una marca que roza el sobresaliente. Y de las últimas cuatro penas máximas que ha detenido, dos han sido por el lado izquierdo, su supuesto lado débil. Parece que hay trabajo y algo más que fortuna en estos guarismos.

Más allá de eso, el portero se ha convertido en uno de los baluartes del equipo del Cholo en defensa, además de en uno de los porteros más en forma del momento. Oblak siempre es determinante. Sus paradas dan puntos. La última muestra la encontramos en San Mamés, cuando detuvo el penalti a Aduriz con 0-0 en el marcador.

Tiene contrato hasta 2021

El Atlético tiene en mente ampliar el contrato de Jan Oblak y subir -aún más- su cláusula de rescisión. La relación del esloveno con el club rojiblanco se extiende actualmente hasta el 2021 y su cláusula es de 100 millones, una auténtica barbaridad. Aun así, la entidad colchonera quiere aumentar esa cifra ante la posible amenaza de gigantes del continente como el PSG.

Posiblemente Oblak siga la suerte de jugadores como Koke o Saúl, que vieron recientemente mejorados sus contratos y cuyas cláusulas ascendieron hasta los 150 millones de euros. Si nos atenemos a estas impresionantes cifras, estaríamos hablando del portero más caro y -posiblemente- mejor del mundo. Sobre este asunto fue cuestionado al término del choque ante el Athletic: “Tengo contrato y estoy aquí, es todo lo que puedo decir”. Enigmático a la par que contundente. Es Jan Oblak.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99