Menú Portada
La actual alcaldesa, Elena Martínez, y su predecesor están imputados por prevaricación administrativa

Nula transparencia en Paterna: el Ayuntamiento (PP), no informa acerca de los gastos, modificaciones presupuestarias y deudas contraídas en el ejercicio de 2012

Marzo 16, 2015

Tampoco se ha informado al Pleno acerca de la morosidad en las operaciones comerciales del segundo y tercer trimestre de 2012, ni de la remisión de los Informes de Fiscalización de diversos aspectos de la actividad económico-financiera del Consistorio valenciano
Los contratos urgentes no se encuentran motivados, se oculta información en los pliegos de cláusulas administrativas o los pagos a proveedores se realizan generalmente en un plazo superior al máximo legal aplicable
No se ha acreditado debidamente la solvencia de aquellas empresas o particulares a quienes se han adjudicado los contratos, realizando éstos además subcontrataciones sin la previa autorización del Ayuntamiento


Tras escudriñar los problemas contables que asfixian al Ayuntamiento de Paterna, aireados por la fiscalización de la Sindicatura de Comptes, Extraconfidencial.com continúa desgranando el Informe del órgano de la Generalitat, pues son muchos los resbalones que el municipio ha cometido también en el cumplimiento de la legalidad como, por ejemplo, haber aprobado el presupuesto de 2012 con posterioridad al plazo previsto por la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

Todo ello después de una semana movida para el cabildo dirigido por la alcaldesa, Elena Martínez, imputada por supuestas irregularidades en la promoción de la Zona Franca y por un posible delito de prevaricación administrativa, al igual que el ex alcalde, Lorenzo Agustí, ambos pertenecientes al Partido Popular. El pasado 16 de octubre, el portavoz del PSPV de Paterna, Juan Antonio Sagredo, denunciaba la aparición de ratas y serpientes en el entorno de la Cova Gran de Paterna, exigiendo a la alcaldía la intensificación de las tareas de limpieza en las inmediaciones del barrio. Bichos, que fácilmente podrían haber salido del Informe de Fiscalización de diversos aspectos de la actividad económico-financiera del Ayuntamiento de Paterna.

Sin mecanismo de control del gasto

Para comenzar, la desregulación reina en el Ayuntamiento valenciano al carecer de cualquier tipo de control del gasto. La desinformación en la que vive el Pleno del Ayuntamiento es total. Por un lado, no se han emitido los informes correspondientes a la fiscalización plena de los gastos y derechos. Mientras, en el ejercicio de 2012 no se han emitido, tampoco, los informes correspondientes a las modificaciones presupuestarias, ni los de las cuatro entidades que no tienen la consideración de administraciones públicas.

Sin embargo la nula transparencia del Ayuntamiento de Paterna no cesa aquí: tampoco se ha informado al Pleno acerca de la morosidad en las operaciones comerciales del segundo y tercer trimestre de 2012, ni de la remisión de los informes de fiscalización de diversos aspectos de la actividad económico-financiera del Ayuntamiento de Paterna. La Sindicatura de Comptes relata cómo el Pleno se ha contagiado de la relajación consistorial al no haber publicado el Informe agregado de la relación de facturas y documentos presentados, bien por descuido o bien por carecer de la información que debería haber presentado el cabildo paternero.

Contratación precaria

En el ámbito de la contratación destacan también grandes lunares. En los contratos formalizados durante los ejercicios 2012 y 2013 se han detectado incumplimientos significativos de la normativa aplicable que afectan a la debida concurrencia pública: los contratos urgentes no se encuentran motivados, se oculta información en los pliegos de cláusulas administrativas o los pagos a proveedores se realizan generalmente en un plazo superior al máximo legal aplicable. 

La irregularidad reinante en la ejecución de funciones del Ayuntamiento de Paterna se ha extendido hasta la empresa encargada de la gestión de diversos servicios municipales del Ayuntamiento de Paterna realizados por Gestión y Servicios de Paterna SLU (GESPA). La revisión de las encomiendas a dicha entidad ha puesto de manifiesto que además de “incumplir algunas de sus obligaciones, no cuenta con o no pone los medios propios necesarios y suficientes para ejecutar por sí misma los encargos, y que el Ayuntamiento no adopta las medidas correctoras que se desprenden de los informes de los órganos de control interno municipal”.