Menú Portada

Nuevo escándalo en Ciudadanos: El grupo interno crítico de TranC’sparencia denuncia que el proceso de primarias en Galicia y Euskadi “viola gravemente el ideario y reglamento de la formación naranja”, lo que hace que Albert Rivera no cumpla con lo que exige a otros partidos políticos

Septiembre 1, 2016
rivera debate

El grupo TranC´sparencia ha denunciado públicamente a Extraconfidencial.com que el proceso de primarias de la formación naranja en Galicia y Euskadi representa una grave y notoria violación de los principios básicos del funcionamiento democrático recogidos en el ideario, estatutos y reglamento de Ciudadanos. Este hecho choca considerablemente con las propuestas de regeneración política que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, pretende sin embargo exigir a otros partidos políticos, como el PP, en sus duras negociaciones.

Un Albert Rivera que no cumple con lo que exige a otras formaciones pero que, a su vez, pretende aparecer como el adalid del regeneracionismo político en España con su discurso en el día de ayer en la Cámara Baja en el Debate de Investidura de Mariano Rajoy como posible presidente del Gobierno de España. De hecho, tras señalar que “antes de dejar a España sin Gobierno o repetir elecciones, prefiero que gobierne la lista más votada”, advirtió al presidente del Gobierno en funciones: “La mayoría de los españoles no nos fiamos, señor Rajoy. Por eso le pedimos un pacto anticorrupción. Queremos poner en marcha una Comisión de Investigación por la presunta financiación ilegal del PP”.

Según el marco estatutario de Ciudadanos, en su preámbulo se indica que “la voluntad del Consejo General con la aprobación de este reglamento es la de facilitar un procedimiento participativo en el que todos los candidatos gocen de tiempo y posibilidades para presentarse en igualdad de condiciones”, cosa que no se ha cumplido ni en Galicia ni en Euskadi para las Elecciones Autonómicas del próximo 25 de septiembre.

Tiempo insuficiente

La posibilidad de que se convocasen con anticipación estas Elecciones, tanto en Galicia como en el País Vasco, había sido ya claramente anticipada tanto por el presidente vasco, Iñigo Urkullu, como por el gallego Alberto Núñez Feijoo. Así, el pasado 7 de abril, Urkullu ya indicaba públicamente que “no descarto adelantar las Elecciones”. Y ya el 4 de julio, Feijoo señalaba que era partidario de hacer coincidir las Elecciones gallegas con las vascas. Por eso desde el grupo TranC´sparencia se señala que “de ninguna manera se puede aceptar que en pleno agosto, y dado el desconocimiento que los afiliados tienen de los candidatos, se de como bueno y suficiente un plazo de 22 horas para la presentación de candidaturas para las primarias de Ciudadanos; 46 horas para conseguir avales y 24 horas para el plazo de votación telemática sin que haya un periodo razonable asignado a una campaña electoral en la que los candidatos puedan darse a conocer”. Como ejemplo, este grupo crítico dentro de Ciudadanos con la labor de Rivera y lo suyos, señala que las primarias a las Elecciones Generales de 2015 se convocaron con 6 meses de antelación.

Sin igualdad de condiciones

También se critica que en Galicia la candidata del aparato de Albert Rivera, Cristina Losada, ha gozado de una clara ventaja de tiempo para preparar su candidatura frente al resto de candidatos. Fue el 2 de agosto cuando Ciudadanos anunció que buscaba un candidato independiente para Galicia. Y ya el 5 de agosto se producía una petición adelantada y ventajista de los CVs a los integrantes de grupos de trabajo del aparato. Solo un día después, el 6 de agosto, el Comité Ejecutivo de la formación naranja anunciaba que habilitaba a la independiente Cristina Losada como su candidata a primarias en Galicia. Sin embargo, según las denuncias, esta habilitación no estaba motivada pese a que lo exige el reglamento de primarias de Ciudadanos.

Además, la campaña interna de Cristina Losada era iniciada por varios miembros de la dirección del partido a través de sus cuentas de twitter, antes incluso de la convocatoria de primarias, lo cual era de muy dudosa legalidad. Esta utilización ventajista y discriminatoria de los medios oficiales del partido (cuentas oficiales de twitter, etc.), apoyando exclusivamente a la candidata oficialista del aparato constituye para los críticos “una violación del reglamento de primarias”.

Todas estas actuaciones están encaminadas a que hayan unas primarias manipuladas, sin concurrencia real, que se entienden mejor una vez oídas las múltiples declaraciones, tanto del secretario de organización, Fran Hervías, como del presidente del Consejo General: “las primarias las carga el diablo”, “las primarias son cainitas”, “las primarias dividen al Partido”, declaraciones que transmiten una absoluta falta de fe en unas primarias limpias por parte de la dirección del partido, a pesar de que las primarias son uno de los elementos centrales de la propuesta regeneradora de C´s, habiendo llegado a imponérsela a otros partidos en pactos electorales”, afirman desde TranC´sparencia.

Validación del censo

Dadas las dudas surgidas sobre este tema, TranC´sparencia solicita que los coordinadores de las agrupaciones, subcomités y comités territoriales participantes en esas elecciones emitan una certificación de la composición del censo de las agrupaciones bajo su supervisión en la fecha de las primarias. Así mismo, el grupo TranC´sparencia considera inaplazable una auditoría independiente del sistema de votaciones. “Ni el certificado de la FNMT (no utilizado en esta ocasión por razones no explicadas), ni el sello de “confianza on line” y, menos aún, el certificado emitido por la empresa Monomio Media SL,  representan un sistema de certificación y homologación válido y reconocible de este sistema telemático de votaciones”.

TranC´sparencia considera que la actual violación de Estatutos en Ciudadanos por parte de la Comisión de Garantías como del Consejo General, una situación además conocida por el Comité Ejecutivo, introduce un inaceptable elemento de duda sobre la neutralidad, legalidad y validez del proceso de primarias en Ciudadanos, que su líder Albert Rivera quiere imponer “como medida regeneradora” a otros partidos políticos, sin que él la cumpla en su partido, a pesar de los manifestado demagógicamente en el Congreso de los Diputados en el día de ayer.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho