Menú Portada
La RFEF celebrará el centenario de su fundación con cuatro años de adelanto

Nueve empleados llevan otra vez a Villar a los tribunales por el tema del plan de pensiones

Febrero 24, 2009

La Federación Española de Fútbol (RFEF) vuelve a estar en los tribunales por la demanda de nueve de sus empleados que no están de acuerdo con la desaparición del plan de pensiones a cambio de una compensación económica. La RFEF y el comité de empresa han firmado la desaparición de las pensiones a cambio de tan sólo el 53 por ciento de la cantidad adeudada por la federación. Una RFEF que, por cierto, celebrará el centenario de su fundación con cuatro años de adelanto.

pq__villar_pensando.jpg

Varios años después del inicio de los problemas con el plan de pensiones de la Federación Española de Fútbol (RFEF), el conflicto sigue sin resolverse. Tras la reiterada negativa de la junta directiva a cumplir las órdenes del Ministerio de Trabajo que le ha instado a externalizar las prestaciones sociales según ordena la legislación vigente, el tema está en estos momentos en los juzgados de lo laboral y al mismo tiempo en manos de la Fiscalía por petición de la Inspección de Trabajo que se ha visto desautorizada continuamente por orden directa del presidente Angel María Villar.
Las cuentas de la RFEF deben recoger un depósito de 14,5 millones de euros en concepto de previsión para el plan de pensiones de los trabajadores, pero lo cierto es que ese dinero es un mero apunte contable, nada tangible. Y según la RFEF ese concepto ya no tiene razón de ser porque tras un acuerdo con el comité de empresa –con los 7 miembros de CCOO y la oposición de los 2 de UGT-, se ha aprobado la compra de los derechos atrasados por el 53 por ciento de su valor, es decir, por 7,7 millones de euros, además de la renuncia a futuro del plan de pensiones. Una jugada perfecta para las maltrechas arcas federativas que veían como anualmente la ley le obligaba a aumentar el fondo de pensiones en casi dos millones de euros. De esta forma, no sólo se deja en poco más de la mitad lo adeudado sino que además desaparece el concepto para lo sucesivo.
El problema para la Federación es que no todos los trabajadores han firmado el acuerdo, exactamente 17 de ellos, aunque a la postre han sido nueve los que han procedido a denunciar el pacto ante la Inspección de Trabajo. Ayer mismo tuvo lugar el acto de conciliación, en el que no hubo acuerdo, y por tanto el siguiente paso será la demanda por la vía de lo social en la que los trabajadores solicitan que se dictamine pacto nulo.
Claro que esto no va a suponer más que un ligero traspié en los planes de la junta de Villar porque los restantes trabajadores ya han firmado la renuncia a sus derechos y en el peor de los casos la RFEF sólo tendrá que seguir obligado a mantener y externalizar las pensiones de los nueve demandantes. Como aviso a navegantes, en pleno proceso de negociación la RFEF ha despedido a tres trabajadores por diferentes motivos –los tres han demandado igualmente pidiendo la readmisión, no indemnización-, con lo que los ocho que no firmaron el acuerdo pero tampoco demandaron lo normal es que acepten la renuncia a sus derechos a cambio de una parte mínima de lo que les correspondía.

Un centenario de 96 años

Y mientras se priva a los trabajadores de sus derechos, la RFEF se apresta a celebrar el centenario de su fundación, para lo que ya saben que han nombrado a Ramón Calderón como presidente de los actos. Habrá que enterarse del sueldo asignado al ex presidente madridista.
Lo curioso del tema es que la RFEF se fundó el 29 de septiembre de 1913 y por tanto faltan cuatro años largos para el centenario. ¿Entonces? Pues habrá que preguntarle a Villar sobre el tema. Resulta que en 1984, siendo presidente José Luis Roca, se celebró el 75 aniversario de la fundación de la RFEF. Y en 1988, ya con Angel María Villar de presidente, éste dijo que Roca había cometido un error y que la verdadera fecha del nacimiento federativo fue en 1913. Incluso, como ahora está previsto, se disputó un partido aniversario ante la selección de Argentina, en Sevilla.
O sea, que nada más llegar al cargo desdice al anterior presidente y organiza unos fastos de 75º aniversario en 1988, y ahora, no se sabe bien por qué, se autocorrige y devuelve a 1909 el año del nacimiento. Igual es que no tiene muy seguro llegar a 2013 como presidente.
La confusión sobre la fecha de la creación viene en que en 1909 se creó la Federación Española de Clubes de Foot-ball, y en 1913 la Real Federación Española de Fútbol. Un capricho más del señor Villar.