Menú Portada
Podrían ver la luz en los próximos días

Nuevas fotografías de Macarena y Espartaco

Enero 26, 2010

Parece que recientemente han sido fotografiados en actitud cómplice, pero ninguno de los dos se ha pronunciado acerca de los rumores que les unen sentimentalmente. Algunos hablan de amistad, otros de noviazgo…

pq_922_espartaco.jpg

Sigue siendo la separación fantasma. Todos hablan de ella, pero nadie la ha visto. Pintan una realidad idílica, pero las aguas bajan amarillentas. Hablan de una relación entre Macarena Bazán y Espartaco que habría nacido a espaldas de Patricia Rato, pero nadie se pronuncia. Sin embargo, me cuentan que en estos momentos están intentando trapichear con unas instantáneas en las que Macarena y Espartaco se miran y observan libidinosos. Como si sus mentes y sus pensamientos estuvieran entrelazándose. Me cuentan que las fotografías, que fueron tomadas hace veinte días en un recóndito paraje, no dejan lugar a las especulaciones. Y eso que de momento ni hay confirmación oficial del romance, ni tampoco de la separación matrimonial. El triángulo EspartacoRatoBazán no se pronuncia, ni siquiera sacando la chequera para emocionar. No hay manera de convencerles, pues aseguran que Patricia y Juan Antonio recurrirán a la revista ‘Hola’ para anunciar su adiós definitivo. El comunicado podría llegar en breve, al menos es lo que se espera desde el entorno más cercano al matador. Su silencio, incomprensible, exagerado y, en ocasiones, hasta adulterado no hace más que hinchar el rumor que se pasea alegremente por fuera y por dentro. Es ya insufrible y perezoso. Cuesta trabajo, incluso, investigar más sobre esta noticia, pues los que les conocen se dividen en dos bandos: los que confirman que todo se ha acabado y los que niegan severamente. Lo que sí irrita es que cuando telefoneas a la de la Junta de Andalucía o al torero, ninguno de los dos responda al teléfono. Luego vienen las quejas, pero nadie nos ayuda a contrastar…
 
Patricia, su delgadez y su carisma
 
De lo que no cabe duda es que Patricia Rato está estos días intentando superar una situación personal que le sobrepasa. Desde que empezaron a sucederse las informaciones en los medios de comunicación, se ha convertido en el personaje más buscado. Ella, siempre elegante y distante, todavía no se ha acostumbrado a ser el centro de atención y llora cuando la soledad le invade durante la madrugada. Es, quizás, la forma más vehemente de demostrar que no está atravesando su mejor momento. Por suerte, su familia, esa que siempre se ha mantenido a su lado incluso sin aceptar a su marido, le apoya indiscutiblemente. Sus padres son su válvula de escape y la apoyan desinteresadamente. Otra cosa es su extrema delgadez, que preocupa y ocupa también a sus más íntimos. Dicen que come bien, pero que los nervios la están dejando cuasi cadavérica. Es una pena, pues posee un atractivo francamente envidiable. Debería relajarse.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)