Menú Portada
Contra Roca, Muñoz y Olivo, además de Leopoldo Barrantes y Juan Antonio Castro Jiménez

Nuevas diligencias penales contra varios imputados de la Operación Malaya

Enero 8, 2009

El actual interventor del Ayuntamiento de Marbella se encuentra imputado por un presunto delito de malversación de caudales públicos y falsedad documental

Castro fue interrogado sobre el reconocimiento de una deuda del Ayuntamiento por una cantidad superior a 2.000 millones de pesetas

Castro, González Carrasco y Guardabrazo están imputados en diligencias judiciales, pero permanecen en sus puestos de responsabilidad máxima en el Ayuntamiento de Marbella.


Otras diligencias penales -descubiertas por extraconfidencial.com– han llevado al banquillo de los imputados a Juan Antonio Roca, Julián Muñoz, Tomás Olivo, el ex secretario municipal Leopoldo Barrantes y al actual interventor del Ayuntamiento de Marbella, Juan Antonio Castro Jiménez. Las diligencias previas 3210/06, convertidas ya en procedimiento penal abreviado bajo el epígrafe 25/08, han descubierto cómo uno de los claveros municipales y el encargado de las finanzas del actual Ayuntamiento de Marbella se encuentra imputado por un presunto delito de malversación de caudales públicos y falsedad documental.
Los hechos se remontan al año 2000 por un convenio de dación de propiedades del Ayuntamiento de Marbella a la mercantil General de Galerías Goya, propiedad del imputado en Malaya Tomás Olivo, dueño a la vez de los centros comerciales La Cañada en Marbella, La Loma en Puerto de Santa María y el paralizado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucia, Gran Nevada, en Armilla de Granada, otro centro de las mismas características y polémico es el que posee en Roquetas.
El pasado día 5 de septiembre Juan Antonio Castro Jiménez tuvo que declarar como imputado ante el juez Ricardo Puyol y la Fiscalía Anticorrupción, donde fue interpelado y sobre todo interrogado para que explicase cómo siendo el interventor municipal, permitió el reconocimiento de una deuda del Ayuntamiento por una cantidad superior a 2.000 millones de pesetas y además no informo de la ilegalidad que suponía el pago de esa cantidad en terrenos municipales valorados en muchos más miles de millones.
Ante la pregunta de por qué se produce ese “supuesto” débito con General de Galerías Comerciales, el interventor manifestó de una forma deslabazada desconocer las obras o servicios prestados al Ayuntamiento.
Lo más llamativo es que en su propia declaración, el señor Castro Jiménez manifiesta estar imputado en dos sumarios más. La alcaldesa del PP, actual regidora, ejerce una vara distinta de medición. ¿Recuerdan los agentes de policía suspendidos de empleo y sueldo por una denuncia no demostrada aún? Porque son distintos Juan Antonio Castro, Rafael González Carrasco o el propio asesor de urbanismo Federico Guardabrazo, todos ellos imputados en diligencias judiciales y todos en sus puestos de responsabilidad máxima en el Ayuntamiento de Marbella. Algo huele a…