Menú Portada

No será muy romántico

Febrero 13, 2014

¡Ni el día, ni el fin de semana! Y no busquen  terceras personas, ni cuernos, ni nada, el motivo de este 14 de febrero, San Valentín, tan gris y desapacible, lo tiene una profunda borrasca atlántica, de las que conocemos como explosivas, que se genera junto a las costas gallegas y que nos van a chafar el día de los tortolos.

Y los ingredientes son los que ya conocen, vientos del sur, que genera en el noroeste peninsular, avisos de todos los colores por  riesgos costeros, mala mar, olas de más de 8 metros y lluvias copiosas  en Galicia y la vertiente cantábrica. Y claro ha caído tanta agua, que ahora no perdemos de vista el deshielo de los ríos del norte de Castilla y León, Asturias y Galicia, donde los cauces bajan con un trago de agua curioso.

Y por la tarde la borrasca pondrá rumbo al Reino Unido pero no dejará de enviarnos frentes, muy bien organizados, a través de las costas del cantábrico, donde los temporales nos han costado 130 millones de euros y lo que nos queda y también se repartirán por Andalucía occidental y Extremadura.

Comenzaremos la segunda mitad de febrero, sábado 15, con la borrasca, dejándose sentir en el alto Ebro, centro peninsular y muchos puntos del sur. Iremos acumulando nubes por el este tratando de llegar al mediterráneo, chubascos en ambos archipiélagos el Balear y el Canario y lo más significativo serán que cerraremos semana con un domingo mucho más frio, notable bajada de las temperaturas en Morata, Almería, pasaran de 25 de máxima a 16 grados y con la vuelta de las heladas al sistema central, la ibérica y norte de León, Boñar, suma hasta 7 grados bajo cero.

Lo bueno de este tiempo tan invernal y desapacible es que invita a las parejas a estar juntitas, a darse mucho cariño y calor.

“De enamorado a loco va muy poco”