Menú Portada

No estaba muerta, estaba de parranda: Encuentran a una joven china que pasó sus últimos diez años jugando en cibercafés

Diciembre 11, 2015
Cibercafe china

Hace una década, la familia de la joven Xiao Yun, de tan sólo 14 años de edad, avisó a las autoridades de la provincia de Zhejiang sobre su desaparición. Pasó el tiempo y los familiares la dieron por muerta hasta que el 20 de noviembre se llevaron una  enorme sorpresa. La joven, ya con 24 años, fue encontrada en un cibercafé jugando a un adictivo videojuego online. Lo más llamativo es que esta década la había pasado casi por completo en locales como en el que fue localizada.

La policía la localizó en una inspección rutinaria en uno de estos locales en la provincia de Wuhan, donde son más que una moda. Tan sólo en esta región de China hay más de 2.000 cibercafés. Ante la petición de documentación por parte de los agentes de autoridad a todos los que allí se encontraban, se dieron cuenta de que su identidad era falsa y rápidamente la relacionaron con la joven desaparecida hace 10 años.

El extraño fenómeno de los cibercafés en Asia

Xiao Yun explicó que había huido de su casa tras una discusión y desde entonces su dedicación principal fue jugar al videojuego online de disparos CrossFire, creado en el 2007. Para sobrevivir y pagar sus partidas realizaba trabajos esporádicos, en los cibercafés o en algunos supermercados. Para dormir, lo hacía principalmente en algunos de estos establecimientos que no cierran por la noche o lo hacía en albergues o casa de baños. Si alguien quiere pasar la noche en un cibercafé en China, tan solo necesita una cantidad equivalente a unos 50 céntimos de euro. La reacción tras encontrarla no fue muy buena. La joven, que ha sido devuelta a sus padres, se enfrenta  a una multa de unos 1.000 yuanes (160 euros) por resistirse a la autoridad.

Pero este no es el único caso, de cosas extrañas que ocurren en un cibercafé asiático. En Taiwan murió otro joven a principios de este 2015 tras estar tres días jugando sin parar. En China una joven dio a luz en uno de los espacios reservados para juegos y en Japón la situación es tan extrema que ha llevado a las autoridades a tomar medidas drásticas. En concreto un informe del Ministerio de Trabajo, Salud y Bienestar cifró en más de 60.000 personas las que duermen en un cibercafé de las que 5.600 eran residentes permanentes. De estos, la gran mayoría son empleados temporales, cuyos sueldos no cubren, en ningún caso, un apartamento propio. Por ello, pagan por las horas correspondientes de Internet, lo que les da derecho a un cubículo y a utilizar el baño