Menú Portada
Susana Molina, su ex: "Si me ha sido infiel debes preguntárselo a él"

No cuadran las fechas en la relación de Lequio y Palacios

Septiembre 5, 2008

La boda entre María Palacios y Alessandro está despertando muchas especulaciones. Nadie entiende cómo el aristócrata del ceño fruncido puede contraer matrimonio muy pocas semanas después de haber sesgado su idilio con Susana Molina.

pq_584_lequio.jpg

Todavía hay quien anda recuperándose de aquel anuncio de boda que Alessandro Lequio y María Palacios realizaron a través de las páginas de una conocida publicación: “Nos casamos en octubre”, dijeron. Nadie apuesta por un enlace que resulta perturbador y ciertamente desconcertante. El Conde, que no es conde desde que saltó la noticia de que su hermano anda a la gresca porque el ex de Antonia Del’Ate le ha robado el título por arte de birlibirloque,  mintió descaradamente al confesar, públicamente, que su reconciliación con la Palacios se había producido varios meses atrás. Parece tomadura de pelo, pues Alessandro y Susana Molina, su última novia, pusieron fin a su relación hace dos meses y dos semanas, algo que me confirmó la periodista durante una agradable charla. Cavilan acerca de la fidelidad de Lequio y sobre sus verdaderos sentimientos hacia la que fue su novia durante cerca de un año. No cuadran las fechas a pesar de los pesares. Los maledicientes insisten en que su historia con la Palacios no es más que el fruto de la necesidad económica y publicitaria del impredecible contertuliano. Me cuentan que la familia de María anda con la mosca detrás de la oreja, como siempre. Nunca les gustó Alessandro, ni tampoco su comportamiento mercantilista ante los medios de comunicación. Esos a los que tuerce el morro sin cheque por delante. No habla sin dinero, gajes del oficio.
 
Susana Molina rompió con Alessandro
 
Sería interesante que Alessandro Lequio confesara abiertamente la fecha inicial de su reentré con María Palacios, sobre todo para despejar dudas que ensombrecen cualquier instinto amoroso. Siempre atenta con sus compañeros, la guapísima Susana Molina me atendió con intachable educación para intentar aclararme la situación. A pesar de que no le gusta hablar de su vida privada, Molina me aseguró que Alessandroes un hombre bueno y conmigo se ha portado muy bien”. Eso sí, fue ella quien decidió romper: “Los motivos de mi ruptura con Alessandro prefiero reservármelos para mí. Sólo te puedo decir que quien decidió finalizar esta historia fui yo porque supe que no me convenía”. Sobre si le fue infiel con María Palacios, Susana sonríe: “Si me ha sido o no me ha sido infiel debes preguntárselo a él. Ya me da todo igual”. Una declaración de intenciones.
 
Por Saúl Ortiz