Menú Portada
Afecta a 1.680 trabajadores de las dos factorías en Cataluña

Nissan confía en que el Govern dará luz verde a un ERE “justificado”

Octubre 21, 2008

La dirección de Nissan Motor Ibérica se reunió esta mañana con la consellera de Trabajo, Mar Serna, después del anuncio del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 1.680 trabajadores en Catalunya. A la salida de la reunión un portavoz de la compañía confió en que la Generalitat apruebe un expediente que aseguró que es “justificado”.

pq_618_Nissan.jpg

Tras el encuentro, que se ha celebrado en la conselleria de Treball, un portavoz de Nissan ha declarado que la compañía tiene plena “confianza” en que el gobierno catalán acabará dando su apoyo a la empresa, “al igual que se lo ha mostrado en los últimos años”. “Estamos convencidos de que las causas por las que presentamos el ERE están totalmente justificadas. Creemos que lo entenderán y confiamos en la ayuda de la administración”, han señalado las mismas fuentes.

La consellera Serna ya advirtió la pasada semana que la Generalitat velará de forma “muy rigurosa” por que el ERE esté justificado y sea proporcional con el número de afectados, que es casi el 40% del total de la plantilla de Nissan en Catalunya.

En el encuentro de hoy, tanto Serna como el fabricante japonés han manifestado su preocupación por la actual situación del mercado automovilístico, uno de los más afectados por la crisis, y por los miles trabajadores que pueden verse afectados por el ERE, tanto los de Nissan como los de las empresas proveedoras. “También hemos compartido nuestro interés mutuo por mantener la competitividad en la planta de Barcelona”, ha señalado el portavoz de Nissan, que ha asegurado que la empresa tiene un plan de futuro para Catalunya, aunque éste pasa por una “redimensión” permanente de las factorías barcelonesas, en las que trabajan cerca de 4.500 personas.

La firma japonesa está ultimando la redacción del ERE, que podría presentar formalmente ante la administración entre esta semana y la próxima.

Al margen de este expediente, contra el que ya se han empezado a movilizar los sindicatos, la compañía ha anunciado que parará la producción un mínimo de 26 días entre octubre y diciembre de este año para reducir excedentes y adecuar la fabricación a la caída de demanda del mercado.