Menú Portada
Se suman a otros acreedores

NH Hoteles emprende medidas judiciales contra Díaz Ferrán

Octubre 18, 2010
pq_922_díaz-ferrán.jpg

NH Hoteles ha decidido emprender acciones judiciales contra el presidente de la CEOE, Díaz Ferrán, por el impago de parte de la deuda contraída por Viajes Marsans con la cadena hotelera, tras no hacerse efectivo un pagaré firmado por el entonces propietario del grupo turístico.

Fuentes de la cadena hotelera explicaron a Europa Press que la compañía optó primero por recurrir a medidas “más democráticas” para subsanar la deuda, cuya cantidad no precisaron, si bien presentó una demanda antes del verano cuando el volumen de crédito aumentó.

Así las cosas, la compañía presidida por Gabriele Burgio presentó la semana pasada ante el juzgado Mercantil número 5 de Madrid una solicitud de concurso necesario de acreedores contra el empresario, como ya han hecho otros acreedores, que se suma a la demanda presentada en el juzgado número 9 por el impago de parte de la deuda, informaron fuentes judiciales.

De esta forma, NH Hoteles sigue los pasos de otros acreedores del grupo como Pullmantur, que reclama al empresario y a su socio, Gonzalo Pascual, una deuda de nueve millones de euros, según la demanda presentada en el Juzgado de Primera Instancia número 81 de Madrid, cuya vista oral el juez ha fijado para el próximo 20 de enero.

La naviera, filial de Royal Caribbean, reclama este impago del grupo directamente a los dos empresarios, porque éste se produjo cuando todavía estaban al frente de la compañía y la deuda estaba avalada con los bienes personales de ambos.

Díaz Ferrán y Pascual vendieron Viajes Marsans a la sociedad Posibilitum, del empresario Ángel de Cabo, el pasado 10 de junio, fecha en la que presentaron una solicitud de concurso voluntario de acreedores.

De esta forma, el juez abrió un proceso judicial al margen del concurso de acreedores necesario de Marsans, que tramita el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid con una deuda de cerca de 600 millones de euros.

En agosto, el Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid decretó el embargo “preventivo” de bienes a Gonzalo Pascual y Díaz Ferrán por 37,64 millones.

En septiembre, el Juzgado de Primera Instancia número 43 de Madrid pronunció la primera sentencia dictada contra el empresario por deudas avaladas personalmente y le condenó a pagar con su patrimonio personal 2.451 euros más intereses a un empleado de Air Comet por las nóminas impagadas de octubre y noviembre de 2009. Existen otras siete demandas similares en los juzgados.