Menú Portada

Navantia construirá para Pemex dos buques hotel por casi 300 millones

Septiembre 20, 2012
pq_925_acuerdo_navantia.jpg

La petrolera mexicana Pemex ha cerrado el encargo de dos floteles a Navantia Ferrol y al astillero vigués Barreras, que supondrán una inversión de 380 millones de dólares (más de 292 millones de euros) y garantizará carga de trabajo durante más de dos años para más de 3.000 operarios.

Estos datos han sido dados a conocer este miércoles durante la firma de sendos contratos, que se ha llevado a cabo en el Pazo de Raxoi, un acto en el cual el consejero delegado de Pemex Internacional, José Manuel Carrera, ha reconocido el “prestigio internacional” de los astilleros gallegos en la construcción de buques de “alta complejidad tecnológica”.

La previsión de entrega de los dos buques hotel, que tendrían una capacidad para unas 600 personas, se sitúa en el año 2015. Fuentes consultadas han explicado que uno de los barcos podría tener como fecha de entrega abril de este año y el segundo, unos tres meses más tarde. Su principal característica es que pueden pegarse a las plataformas petrolíferas sin registrar oscilación.

Del mismo modo, contarán con una eslora (longitud) de 131 metros y una manga (ancho) de 27 metros, registrando 7.000 toneladas de peso muerto. Cada uno de los buques, que pueden realizar no sólo la función de hotel sino múltiples labores de apoyo, alcanzará la velocidad de 12 nudos.

En el transcurso del acto, tanto el presidente de la SEPI, Ramón Aguirre, como José García Costas, uno de los principales accionistas de Barreras y persona que se encarga de liderar el proceso para reflotar el astillero, han erigido al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en artífice de la consecución de estos contratos. “Esto es gracias a ti, presidente”, ha proclamado García Costas.

Por su parte, el titular del Ejecutivo gallego ha subrayado que de esta forma se resuelve un problema “que se prolongaba”, puesto que Navantia Ferrol llevaba más de cinco años sin cerrar un contrato. Pero además, ha situado ambos encargos como prueba de que Galicia “puede firmar el inicio del crecimiento económico”.
“IMPACTO SUPERIOR” A LOS QUIMIQUEROS

En su intervención, Feijóo ha incidido en que las gradas ferrolanas se volverán a llenar con una inversión de 190 millones de dólares, con una carga de trabajo de unos 30 meses y ha agregado que, en consecuencia, se garantiza la “viabilidad inmediata” del astillero y de la industria auxiliar de Ferrol.

Tras las denuncias de que sería Corea la que construyese los dos quimiqueros que, en principio, se habían anunciado para Navantia, el jefe del Ejecutivo autonómico ha sentenciado que el flotel tendrá “un impacto superior” al de los quimiqueros puesto que ofrece “mayor repercusión” en la industria auxiliar.

“Es, además, la alternativa de carga de trabajo para Ferrol que supone el nivel más alto de inversión y el nivel más alto de empleo de aquel que pactamos inicialmente”, ha defendido, tras manifestar su satisfacción por el hecho de que un activo “fundamental” en la historia económica gallega “despierte de su letargo para volver a crecer con fuerzas renovadas”.

Tras aludir también a la base operativa de Pemex en Punta Langosteira, sobre el flotel que hará Barreras, ha subrayado que, con una inversión de otros 190 millones de dólares, “más de 1.500 personas trabajarán en este barco”, cuya construcción supera las 1,5 millones de horas de trabajo. Este encargo, ha agregado, se completará “próximamente” con los otros 14 remolcadores comprometidos –siete construidos íntegramente en Galicia y, otros siete, en colaboración con los astilleros mexicanos–.