Menú Portada
Fecha para el juicio

Natalia Álvarez y Rafi Camino se verán las caras el 26 de enero

Diciembre 27, 2010

En otras ocasiones, el denunciado parecía disfrutar menospreciando a la denunciante profiriendo contra ella frases del tipo: “eres una inútil que no sirves para nada y que sepas que te voy a dejar, eres una enferma, tienes que ir al psicólogo, no puedo vivir con una loca celosa”.

pq_922_nataliaextra.jpg

Ya hay fecha para el polémico juicio entre Natalia Álvarez y Rafi Camino tras la demanda que interpuso la primera por presuntos malos tratos psicológicos en el ámbito conyugal. Será el próximo día veintiséis de enero en el juzgado contra la violencia doméstica. No será la primera vez que se vean las caras desde que Natalia denunciara a Rafi. Son muchas las ocasiones en las que han coincidido en la distancia por el bienestar de su hijo pequeño, víctima indiscutible de una relación turbulenta que les ha separado indiscriminadamente. Este periódico fue el primero en anunciar que la suya era una relación tocada por la barita del infortunio. Al parecer, en los dos últimos años, Rafi insultaba y vejaba a Natalia de forma constante. Un comportamiento, supuestamente motivado por su fuerte temperamento y una frecuenta ingesta de bebidas alcohólicas, concretamente desde que el denunciado abrió un negocio de cervecería en la localidad de Boadilla del Monte. Rafi solía pernoctar en la citada bodega, siendo frecuente que en diversas ocasiones se cayera por la escalera por su falta de equilibrio, rompiese muebles y que despertase a la denunciante a gritos irrumpiendo bruscamente en el dormitorio con el único fin de insultarle sin causa aparente. Términos como puta, zorra, loca o inútil era, según la denuncia, habituales en él. Incluso en presencia de su hijo y también de amigos comunes a la pareja.
 
En otras ocasiones, el denunciado parecía disfrutar menospreciando a la denunciante profiriendo contra ella frases del tipo: “eres una inútil que no sirves para nada y que sepas que te voy a dejar, eres una enferma, tienes que ir al psicólogo, no puedo vivir con una loca celosa”. Tremendo. Más aún la situación de desamparo en la que, al parecer, ha dejado a su hijo menor, pues desde que abandonó el hogar familiar en septiembre de 2009, no ha hecho frente a ningún gasto. Desde el mes de junio del presente año, el denunciado no ha vuelto a abonar la cuota de la hipoteca de la casa que ocupan su todavía esposa y su hijo. Además, tal y como se relata en la denuncia a la que he tenido acceso, en su cacareado enfrentamiento también hubo un momento de alta tensión física, pues Rafi le obligó a bajar del coche, le tiró un bolso por la ventanilla y emprendió la marcha dejándola allí tirada al inicio de la autovía y llorando. Rafi no mostró ningún signo de arrepentimiento.