Menú Portada
HARTO DE LAS ACUSACIONES

Nacho Polo podría acudir a los tribunales

Febrero 16, 2011

Desde entonces, la guerra entre Víctor y Nacho se ha recrudecido. Mucho ha llovido entre ellos. En esta historia han salido salpicados hasta los padres del decorador, que no entienden la actitud del marido de su hijo. Quien de momento parece querer permanecer en silencio es Nacho, que allén de los mares intenta pasar página e intentar no comparecer ante los medios de comunicación.


Es una de las incontables polémicas made in Sálvame. La complicadísima situación matrimonial del presentador Víctor Sandoval y el diseñador Nacho Polo se ha convertido, por arte de birlibirloque, en uno de los asuntos más mediáticos y controvertidos de los últimos tiempos. Sandoval, azuzado por su vehemencia, no ha dudado en acusar al que todavía es su marido de no estar presente en uno de los momentos más difíciles de su vida y permanecer en Miami, donde hace algunos años fijaron su residencia. Desde hace ya un año, Víctor sufre las durísimas consecuencias de la picadura de una araña que le provocó una úlcera terrible en una de sus manos y un delicadísimo estado de salud, que podría complicarse en los próximos días, cuando el contertuliano reciba los resultados de una analítica que se le practicó hace algunas semanas.
Desde entonces, la guerra entre Víctor y Nacho se ha recrudecido. Mucho ha llovido entre ellos. En esta historia han salido salpicados hasta los padres del decorador, que no entienden la actitud del marido de su hijo. Quien de momento parece querer permanecer en silencio es Nacho, que allén de los mares intenta pasar página e intentar no comparecer ante los medios de comunicación. Le va a ser muy difícil, sobre todo porque sobre la mesa empieza a tener suculentas ofertas para dar la que sería su primera entrevista. Me cuentan que la situación del diseñador empieza a ser más que difícil. No aguanta más la presión  Tanto es así que no duda en acudir a los tribunales para poner todos los puntos sobre las íes. Son demasiados los embistes que está recibiendo públicamente, quizás justificados, pero no por ello menos dolorosos.
Lo que no se puede negar es que las espadas están en altos. La última en pronunciarse ha sido María Antonieta Collins, una especie de María Teresa Campos americana, que pide paz para el matrimonio y, solicita, que Nacho regrese a Madrid para estar cerca de su marido. Es lo que debería suceder, pero antes debería vender la casa que ambos tienen allí.