Menú Portada

Myloh Jagory Mason, el nuevo delincuente -armado y sumamente peligroso-, que se suma a la famosa lista del FBI de “Los diez fugitivos más buscados”

Enero 5, 2016
migory

Myloh Jagory Mason entró el pasado diciembre a formar parte de la famosa lista del FBI de ‘Los diez fugitivos más buscados’. Reemplaza así a Semion Mogilevich, un delincuente ruso que podría haber estafado hasta 150 millones de euros. Según el organismo americano, este último ya no cumplía los criterios para formar parte de la lista, necesidad de publicidad para ayudar a su captura y ser un peligro continuo para la comunidad, por lo que han decidido eliminarle de la famosa y útil lista. En su lugar ha entrado Mason, buscado  por cargos federales y estatales por su presunta participación en varios robos a bancos de manera violenta, apoyando directamente el arma sobre los cajeros de las entidades bajo la amenaza de que les “iba a matar” si no seguían sus instrucciones, y dos tiroteos en noviembre de 2015 en el estadounidense estado de Colorado, en Lakewood.

Mason es un criminal muy violento. Es muy importante para la seguridad de la Comunidad que lo apresemos lo más pronto posible”, dijo el agente especial Russ Humphrey sobre este delincuente que sorprende por su corta edad, 25 años. Al igual que ocurre con el resto de criminales que llevan perteneciendo a la lista del FBI años, el organismo ofrece una recompensa de hasta 100.000 dólares por alguna pista que conduzca directamente a su arresto.

25 años y dos robos con escalada de violencia

Junto con dos cómplices, que se encuentran actualmente bajo custodia, se cree que el fugitivo robó al menos dos Bancos de Lakewood en los últimos cuatro meses. Lo más alarmante es que su modo de actuar se volvía cada vez más agresivo. El primer atraco se produjo el 30 de septiembre de 2015 cuando Mason y otros dos compinches entraban en la entidad bancaria ataviados con un traje. No tardaban en apuntar en la cara a los empleados a punta de pistola para intimidarles mientras les gritaban que cumplieran sus órdenes y abrieran el acceso a la cámara acorazada si no querían morir allí mismo.

Menos de dos meses después, en noviembre, la banda volvía a actuar. En esta ocasión, cambiaron el traje por unas supuestas máscaras con un esqueleto verde y blanco dibujado en su superficie. La evolución agresiva quedó patente durante las amenazas para hacerse el dinero. Si en la primera ocasión se habían contentado con gritar, en esta presionaron los cañones contra las caras de sus víctimas para que el efecto fuese más terrorífico.

Dispararon contra civiles durante la huída

La Policía comenzó a perseguirles nada más salir de la entidad. Fue en este momento cuando los delincuentes no dudaron y dispararon contra dos ciudadanos inocentes -a uno mientras allanaban su casa y a otro mientras le robaban el coche-, para poder continuar con su espectacular huída. “Fue una suerte que los dos civiles heridos no murieran ya que uno recibió hasta cuatro disparos”, dijo Humphrey.  Además, el agente aseguró que el modus operandi de los ladrones denotaba que estaban “desesperados”.

Uno de los hechos que más ha indignado a la Comunidad es que dichos tiroteos ocurrieran en un espacio próximo a una Escuela, que debió ser cerrada durante horas, y un centro de recreación frecuentado por padres y niños pequeños. “Nosotros no aceptamos este tipo de violencia despiadada en nuestras Comunidades”, remarcó Humphrey durante el anuncio de la adhesión de Mason a la lista de los diez fugitivos más buscados.

Por su parte, el agente especial a cargo de la División de Denver del FBI, Thomas Ravenelle, señaló que Mason ha cometido algunos de “los robos a bancos más violentos” que se han visto en Colorado y sentenció que no cree que vaya a parar por lo que su localización y posterior detención debe ser inmediata. En este sentido, instó al público a ayudar a la captura de Mason utilizando como cebo la suculenta recompensa. No obstante, recordó que se trata de un delincuente “armado y sumamente peligroso”.

De esta manera, Manson, que tiene vínculos en Colorado, Florida y Nevada, es el delincuente número 505 en ser colocado en esta lista que se estableció en 1950. Desde entonces, 473 fugitivos han sido detenidos o localizados, 156 de ellos como resultado de la cooperación ciudadana.

 Alexandra Manzanares