Menú Portada
Gobernado por el Bloque Nacionalista Gallego

Mugardos, corrupción frente al ayuntamiento

Septiembre 3, 2008

En frente de la casa consistorial gobernada por el BNG, estaba la inmobiliaria de la esposa del policia local Ovidio Torrente, imputado en la Operacion Virgin en la que se investiga una trama urbanística
que supuestamente desviaba obras a un estudio de arquitectura de Fene, dentro de una
cadena de favores y tráfico de influencias

pq_583_Mugardos.jpg

En esta trama se favorecían los intereses particulares de los imputados, que son seis hasta el momento: la aparejadora municipal Carmen Piñeiro; el policía local Ovidio Torrente; la arquitecta Julia Cortizas que trabajó como asesora en el Ayuntamiento en 2006; su hermano y colaborador en el estudio de arquitectura Xcale, Pedro Cortizas, y la arquitecta, también perteneciente al mismo estudio, Elia Estraviz.

La arquitecta y su hermano gestionan el estudio Xcale, de Fene, que en fecha reciente prestó servicios de asesoramiento urbanístico al Concello de Mugardos. Habría sido durante este período cuando la imputada informó sobre obras y proyectos que ella misma o su estudio privado llevaban posteriormente.

El círculo delictivo quedaría cerrado, según las sospechas, con la colaboración necesaria de la aparejadora municipal actual y del guardia local, porque en la inmobiliaria de su esposa, situada en la acera de enfrente de la casa consistorial mugardesa, se vendían o promocionaban los pisos y chalés pareados producto de esta trama.

La arquitecta y su hermano podrían tener vinculaciones societarias con el policía y su mujer. ¿Y qué sacaba la aparejadora? Su trabajo, agilizando los proyectos, como en otros tiempos la figura del conseguidor, era recompensado concediéndole direcciones de obra en edificaciones en otros concellos, dado que la autoridad municipal le había concedido la compatibilidad de su tarea pública con la privada si esta se desarrollaba fuera de Mugardos. Concesión realizada por un “concello” gobernado por el BNG.